Austra y Pixx, la sofisticación del grrrl power

Austra y Pixx, la sofisticación del grrrl power

Like
1113
1
miércoles, 12 abril 2017
Recomienda

Pixx, el alter ego de una joven del sur de Londres llamada Hannah Rodgers, salió puntualmente a escena. La encargada de telonear a Austra se presentó con una expresión apática, emulando ¿sin querer? los retratos ochenteros de Debbie Harry, que se transformó en cuanto empezó a sonar el arpegio del sintetizador de I Bow Down, su tema más reciente. Poco más de media hora tuvo Pixx para exponer su trabajo, que hasta ahora consta de un EP de cuatro cortes y dos singles para el primer larga durada, que se publicará el 2 de junio. Sin embargo su corta carrera no es un impedimento para que su voz sólida, inversamente proporcional a su delicada imagen, y sus recurrentes movimientos espasmódicos entre otros gestos auguren a Pixx un gran futuro como frontwoman.

Cuatro años hemos tenido que esperar para ver a Austra en sala por estos lares y el motivo es la presentación de Future Politics, su nuevo álbum. Un trabajo esencialmente político, creado y producido íntegramente por mujeres que por capricho del azar (la publicación de este y el nombramiento de Trump comparten fecha) ha cobrado un significado especial. Pese a su contenido, este larga durada es un grado más luminoso que los anteriores aunque mantiene las bases del sonido de la banda y Katie Stelmanis está muy orgullosa de él.

Prueba de ello es que el concierto se inició con los cuatro primeros cortes del álbum en el mismo orden. La decisión fue acertadísima. Las canciones sonaban a clásicos, el entusiasmo del público se hizo evidente y rápidamente hubo una armonía entre intérpretes y asistentes que sería constante a lo largo del recital. Katie estaba muy cómoda en el escenario. Se movía más que nunca y sonreía continuamente sin perder la serenidad. Habló una sola vez para decir que estaba muy contenta de estar en Barcelona y sí, realmente parecía sincera, cercana y feliz. El resto de la banda iba a su bola. Maya Postepski con su batería híbrida lanzaba miradas de complicidad a la líder y artífice del grupo. Dorian Wolf se escudaba tras su bajo y su Moog con una expresión imperturbable y Ryan Wonsiak desconcertaba con un look playero y entretenía al público con coreografías completamente opuestas al sonido que salían de sus sintetizadores.

Casi una hora y media fue lo que duró el espectáculo. El sonido fue limpísimo. Cortes como I’m A Monster o Gaia fueron pausados permitiendo a Katie lucir su voz de soprano. El resto del repertorio, compuesto por casi la totalidad de Future Politics y los hits de los anteriores trabajos, sonó con una intensidad brutal. Austra demostraron seguir con una carrera impecable y consiguieron una vez más crear con su synthpop tan oscuro como brillante un acogedor infierno –con hogueras incluidas– liderado por una voz celestial.

Texto: Laura Villanueva | Imágenes: Toni Rosado 


One Comment

  1. Roland says:

    Excelente velada y muy acertada la crónica así como las fotografías

Deja un comentario

XXX