Bonobo, líder en elegancia y sutileza

Bonobo, líder en elegancia y sutileza

Like
706
0
Sábado, 18 Marzo 2017
Recomienda

El público que se agolpaba la noche del miércoles pasado en la sala Razzmatazz estaba sedienta de los sonidos refinados del británico en acción. 20 años de carrera y ocho álbumes a sus espaldas, consiguen una experiencia inigualable. Expectantes ante la presentación de “Migration” (2017, Ninja Tune), nos encontramos con un escenario cargado de diferentes instrumentos y artilugios electrónicos listos para ser tocados en este gran día.

Con todo preparado, salía a escena Simon Green entre una gran ovación, junto a su elenco de músicos para dar inicio al concierto con una perfecta ejecución de ‘Migration’ que sonó equilibrada y elegante entreviendo así lo que íbamos a presenciar, una cocción a fuego lento de sutiles ingredientes sonoros para conseguir un alboroto musical y hervor máximo a una sala con un sold out (más que previsible) de varias semanas atrás. Le siguió ‘7th Sevens’, que formó una atmósfera delicada y sumamente cuidada en cada nota, provocando una comunión perfecta entre sentidos y sonidos, y la sección de vientos acompañó de manera magistral en este viaje sensorial.

La cantante londinense y colaboradora habitual Szjerdene apareció en el escenario para llevar a cabo una sensual ‘Break Apart’ seguida de ‘Towers’, sonidos suaves y ambientales acompañados de su preciosa y fina voz. Los primeros acordes de ‘Kiara’ fueron el preludio de lo que se avecinaba y de cómo el público se venía cada vez más arriba y se entregaba a pasos agigantados ante Bonobo y los suyos. ‘Kerala’, ‘No Reason’ o ‘We Could Forever’ agitaron al personal llevándolo a un éxtasis más que palpable en el ambiente hasta llegar a los primeros acordes de ‘Bambro Koyo Ganda’, los sonidos norteafricanos cautivaron al público, la sala se convirtió en una olla a presión, saltos y bailes desenfrenados como si de un ritual salvaje se tratara, todo ello acompañado de unas visuales e iluminación muy acertadas en todo momento.

Green, en el centro del escenario, nos mantenía al acecho, eufóricos, dando paso a una segunda mitad del concierto sin pausas entre un tema y otro, algo que no pareció importar todo y que en ciertos momentos pudo crear un efecto de subida y bajada algo denso pero sin alterar el directo. El broche final lo selló ‘Know You’, concluyendo así un concierto impecable en su paso por la ciudad condal, con un aprobado excelente en la presentación de “Migration”. Los sonidos ambientales, elegantes y sutiles que caracterizan a Bonobo lograron que la música electrónica sea llevada a un nivel superior.

Texto: Esther Solano | Imágenes: Toni Rosado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XXX