La empatía es la capacidad de ponerse en la piel del otro. Entender y sentir sus problemas. Sin empatía, somos como robots psicópatas. No nos importa nada ni nadie. Así parecen ser algunos dirigentes al obrar contra las personas. Por eso resultan tan chocantes las imágenes de “Políticos desamparados” de Martín Echeverría, en las que vemos a Rajoy, Montoro o Aguirre, en la calle. Una situación en la que cada vez se encuentran más personas, pero en la que no se deben haber imáginado nunca los gobernantes del PP, demostrando su -peligrosa- ausencia total de empatía.

El presidente de la Asociación de Promotores Musicales, Pascual Egea, ha enviado una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como protesta contra el mantenimiento del IVA cultural al 21%. Se trata de una de las misivas enviadas por los representantes de las industrias culturales. También han enviado su carta el presidente de la Federación de Empresarios de Cine, Juan Ramón Gómez Fabra, el CEO de Yelmo Cines, Fernando Évole, y el presidente de la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas Productoras de Teatro y Danza, Jesús Cimarro. Dice así:

Señor Don Mariano Rajoy Brey Presidente del Gobierno de España.

Señor Presidente, me permito escribirle como presidente de la Asociación de Promotores Musicales (APM), la agrupación de empresas de la música en directo más importante de este país. En esta carta quiero expresarle mi sorpresa por como Ud., máxima autoridad del gobierno de España, está permitiendo, entre otras cosas, la destrucción de la Industrial Cultural en nuestro país.

Desde la subida del IVA cultural al 21% le hemos enviado, a Ud. y a su Ministro de Haciendo, multitud que informes que reflejan que su medida no sólo no recauda más dinero para la hacienda pública, sino que está destruyendo empresas, puestos de trabajo, el desarrollo de nuevos talentos, el turismo cultural y, lo más importante, la identidad cultural de nuestro país. Ante tales hechos, no entendemos su nula respuesta, que supone una falta de respeto, no solo para los profesionales de la Industria Cultural, sino para todos los españoles.

No es comprensible que no considere los beneficios que obtendría nuestro país incentivando las actividades culturales con una acción tan simple como volver al IVA cultural al tipo reducido, donde siempre ha estado, y donde está en todos los países de la Europa del euro.

Consideramos que es parte de sus obligaciones defender la cultura de nuestro país porque es el legado que nuestros antepasados nos han dejado y que nosotros dejaremos a nuestros hijos y nietos. La cultura nos une la pasado, la vivimos en el presente y la proyectamos hacia el futuro. Es, como ya he dicho, nuestra identidad. Y, además, una gran fuente de ingresos para nuestro país.

Cualquier economista puede ver que un IVA cultural reducido:

  • Ayudaría a las empresas a generar el dinero para impulsar la inversión y desarrollar la industria cultural.
  • Ayudaría a impulsar la contratación de los jóvenes,
  • Ayudaría a hacer de España un lugar más atractivo para visitar, por encima de otros destinos culturales.
  • Ayudaría a estimular el crecimiento de la economía fomentandolos movimientos del turismo nacional e internacional.

Y así una larga lista de beneficios que nos hacen no entender que nos siga castigando con un IVA mezquino, sin fundamento económico alguno, y que nos obliga a pensar que únicamente es una medida de revancha y venganza contra un sector que lo único que puede aportar son beneficios a nuestro país.

A nivel personal, en mis casi 30 años dedicados a la música nunca había sentido la impotencia que siento ahora. Gracias a su empecinamiento, cada día veo cómo se pierden miles de puestos de trabajo, como cierran empresas que han pasado de padres a hijos, como es imposible desarrollar nuevos talentos en nuestro país, como estamos alejándonos del resto de los países de Europa y como estamos sin un futuro claro … bueno si, la desaparición.

Sólo espero que Ud. haya entendido que la música, el cine, el teatro y todas las artes en general, además de enriquecernos culturalmente, aportan grandes beneficios económicos y sociales, que ni Ud. ni su gobierno están considerando.

Por todo lo expuesto, le pido que reflexione y considere regresar el IVA cultural al tipo reducido tal y como le corresponde, con el único fin de salvar, lo poco que queda, de nuestra industria cultural.

Atentamente,

Pascual Egea
Promotor Musical
Empresario en extinción.

Cristobal Montoro by Martín Echeverría

Esperanza Aguirre by Martín Echeverría

*Políticos desamparados. Homeless Politicians
by Martín Echeverría