El clasicismo contemporaneo de Nick Waterhouse

El clasicismo contemporaneo de Nick Waterhouse

Like
703
0
martes, 07 febrero 2017
Especiales

Probablemente el músico californiano Nick Waterhouse alcanzará con su tercer trabajo “Never twice” (2016) un mayor reconocimiento mediático, ya que contiene algunas de sus mejores composiciones. Después de que su anterior gira fuera literalmente un fracaso económico debido a sus costes, y no por falta de éxito de critica y público, el cantante renace y persiste en girar con cinco excelentes músicos (bajo, saxo tenor, batería, teclados y corista), para transmitir fielmente su visión clásica pero también contemporánea del R&B y el soul añejos. En un tiempo en el que aparecen como setas solistas y bandas que revisan o imitan sonidos retro, el cantante y compositor ha encontrado su hueco con un directo arrollador, expresivo y altamente contagioso.

Con su imagen de cantante de folk pastoral e indumentaria hipster, Waterhouse controla y exhibe sus recursos con pasmosa facilidad y muestra tener un amplio conocimiento del sonido que quiere reproducir. Hastiado de comparaciones con Chris Isaak, y evidentemente más cercano a Leon Bridges -con el que grabo la espléndida canción “Katchi”-, Waterhouse y sus instrumentistas desarmaron desde el inicio encadenando espectacularmente “I had some Money (but I spent it)“, “Dead room”, ”Sleepin’ pills” y “It’s time”. Con “I can only give you everything” bajaron las revoluciones para volver a aumentarlas con la vibrante “Straight love affair”. A éstas alturas los solos de guitarra, y sobretodo de saxo, ya causaban sudor y estragos. La compenetración de los músicos fue total de principio a fin. En “Katchi” alguien tiró billetes de dólar encima el escenario, y en “Is that clear” volaron unos sostenes. Cada uno agradece el directo como quiere.

Posteriormente, las emocionantes “Say I wanna Know” y “Some place” de su debut “Time’s all gone”(2012) fueron recibidas con absoluto entusiasmo. Para finalizar, el explosivo cover de The SeedsPushin’ too hard” con solo de batería incluido. No hay duda que con su inspirado repertorio, Nick y los suyos son mucho más que una propuesta basada en la simple revisión o imitación. Partiendo de los clásicos, ha sabido dar un nuevo enfoque a el soul y R&B de los cincuenta y sesenta.

Crónica de Òscar Blanch | Imágenes de Meritxell Rosell

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
XXX