El querido Damien Jurado regresaba a Barcelona el pasado lunes para presentarnos el magistral “Brothers and Sisters Of the Eternal Son” en formato acústico y con la única compañía de su guitarra.
Bajo una luz tenue y con un silencio sepulcral, el público que llenaba los asientos disupuestos en la sala esperaba expectante a Damien como si del líder de nuestro culto ficticio se tratase. Un líder humilde que ayudó a poner las sillas de medio Apolo y que nos habló de corazón sobre el amor que siente por nuestro país y en especial por Galicia.

Tímidamente el cantautor de Seattle dijo no querer aburrirnos con sus comentarios, aunque lo que pasó fue más bien lo contrario, llegaron en el momento adecuado y nos enseñaron una faceta distinta del artista que nos ayudó a acercarnos más al mismo: la de storyteller. Todos sabemos que la lírica es una cualidad intrínseca en cualquier cantautor que se precie, pero no todos tienen la facilidad de expresarse y meterse al público en el bolsillo sin un apoyo musical de por medio.

Presentando las mejores canciones de su último disco, por el camino se colaron esperadas perlas de su discografía como “Museum of flight“, “Rachel & Cali“, “Arkansas” o la hiriente “Sheets” con la que nos puso a todos los pelos de punta. Mención especial también a la cinematográfica “Everything Trying“, que formó parte de la banda sonora de la oscarizada “La Gran Belleza” acoplándose a la perfección con la poética película de Sorrentino.

Algunos podrían quejarse de no haber podido degustar la parte más orquestral y psicodélica de su último trabajo, pero compensando la falta de instrumentación le disfrutamos a él en todo su esplendor, dotando a los temas de una intimidad y fuerza vocal que nos llevó de viaje a sus entrañas y se metió de paso también en las nuestras.

Uniéndose sus dos facetas, el clímax del show llegó al dedicarle “Ohio” mirándole a los ojos a Martin, un chico solo de primera fila que había aplaudido antes de tiempo y que seguro que nunca lo olvidará (créeme, más de uno se cambiaría por ti aunque tuviera que soportar el momento tierra trágame).

Si su próximo trabajo suena tan bien como los adelantos que nos hizo del mismo:”Roses of the city“, “Irene” y “Honest life“, me uno al culto sin dudarlo un instante.

damien jurado, apolo, live, show, folk, rock,

Una crónica de Isabel Sánchez-Vallejo

Fotos de Alba Nàjera