Invocando el lado más salvaje y agreste de los spaghetti-western de Corbucci, el clasicismo de Henry Hathaway o las series B de William Witney, Tarantino ha logrado con Django Unchained remozar el género del western sin renunciar a su sello personal ni a sus habituales y sucintos guiños a la blaxplotation y al cine de artes marciales.

Con el esclavismo más sórdido como telón de fondo, de nuevo Tarantino brinda un vibrante relato de venganza y violencia del que aquí ofrecemos un score alternativo o de refuerzo para todos aquellos a los que la ingesta les supo a poco.

Un repaso por las resonancias de sónicas de Django Unchained, de sus esencias, paisajes y emanaciones.

*Texto y mixtape: Alberto Flores