El dúo francés Air interpreta sus viejos éxitos en el Festival Jardins de Pedralbes

El dúo francés Air interpreta sus viejos éxitos en el Festival Jardins de Pedralbes

Like
513
0
Martes, 11 Julio 2017
Eventos

Air -el dúo integrado por Nicholas Godin y Jean-Benoit Dunckel– formaron parte del French Touch, género de música electrónica derivado del house al lado de bandas como Daft Punk, Cassius y otras. Desde su primer gran éxito internacional con “Moon Safari” han transcurrido 20 años, y actualmente están celebrando la efeméride con una gira centrada en sus mejores composiciones. Lejos queda el plomizo concierto que dieron en el Sónar 2010. Más vale soplar velas, reivindicar un legado y relegar al olvido posibles dudas sobre su actual situación. Sus últimos trabajos no han despertado mucho interés ni unanimidad. Y es que ya han transcurrido 8 años desde el último álbum de estudio “Love 2” (2009), y tres desde de “Music for a Museum” (2014), una serie de grabaciones experimentales inspiradas a partir de obras artísticas. A día de hoy, no hay señales de un posible regreso al estudio.

Con una puesta en escena formada por cinco espejos-pantallas y un diseño visual retrofuturista, arrancaron su concierto en el Festival Jardins de Pedralbes con la excelente “Venus” del disco “Talkie walkie” (2004) para seguir con “Don’t be light” en el que el baterista Vincent Taurelle mostró sus cualidades. Con “Cherry Blossom girl” empezaron los grandes hits. Después con “Remember” distorsionaron la voz y volvimos a recordar el sample que usan del tema “Do it again” de The Beach Boys. Con “People in the city” construyeron un ritmo infeccioso con final de reminiscencias rock. En “Alpha beta gaga”, Nicholas Godin empieza silbando para finalizar con una explosiva batería. Posiblemente fue el tema más jaleado. Antes de despedirse, fuimos del evocativo estribillo al teclado de “Talisman” a otra de sus joyas, una pletórica “Kelly watch the stars”. Sin duda, un repaso a lo mejor de su cosecha, sin posibilidad para el bostezo.

En la tanda de bises, la delicada pieza “Alone in Kyoto” de la banda sonora que compusieron para la pelicula “Lost in translation”, su primer hit mundial “Sexy boy”, y “La femme d’argent” con el público haciendo palmas. Intenso ejercicio nostálgico de una banda que en su día revolucionó la música electrónica francesa mediante estructuras sonoras elegantes, con elementos de música clásica, pop, e incluso psicodelia. Esperemos que vuelvan a la composición.

Crónica de Oscar Escabia | Imágenes de Meritxell Rosell

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XXX