El MIRA 2013 crece en todos los sentidos

El MIRA 2013 crece en todos los sentidos

Like
653
1
martes, 19 noviembre 2013
Especiales

Crónica del Music & Visual Arts Festival MIRA 2013 por Darth Mike

El MIRA ha apostado fuerte este año triplicando su duración, añadiendo espacios y buscando no sólo la taquilla fácil sino la suma de una parte más experimental (por decirlo de alguna manera) que une subculturas urbanas y nos estimula como centro neurálgico de algo. No sabemos de qué, pero seguro que se trata de algo importante. Y es que un tema recurrente en las charlas intra-festival fue la gran cantidad de nombres propios que hay escondidos bajo las farolas de la ciudad condal y que, por alguna u otra razón, no acaban de formar una escena musical electrónica contundente, al contrario de lo que sucede en otras capitales. Eso sí, por calidad y diversidad no será. De manera que propuestas de este tipo que nos traen a gurús como Panda Bear para actuar justo después de uno de los nuevos talentos del país como es Begun, en una antigua fábrica perfectamente restaurada para acoger eventos multidisciplinares es, sin duda, muy loable.

Como consecuencia, la agitación de diversas ramas creativas contribuyó a la formación de un ambiente de lo más heterogéneo. Entendido como: ni tan moderno como se podía esperar ni tan perroflauta como se podía temer. Gente de distintas edades, con inquietudes antagónicas pero con las mismas ganas de dejarse llevar por lo que fuese que pasaba en el escenario. Otra cosa a destacar, y que a veces queda en segundo plano, fue la intención de que los videoartistas jugaran un papel crucial en el desarrollo del festival y la cosa funcionó a la perfección. Una sola nota negativa que esperemos que en futuras ocasiones mejore: el escenario exterior no se cuidó demasiado y quedó más bien como un acompañamiento de la barra y cocina que había en el patio.

Vayamos pues al grano y a hablar un poco de lo que nos interesa que es la música:

LASERS

LásersLasers presentaron un directo entretenido, bastante realista (en cuanto al uso de instrumentos), pero un pelín fácil y demasiado cercano a los clichés Talabot ©. La parte buena es que se trataba de tres componentes actuando a la vez y la mala que, precisamente siendo tres, se podría haber interpretado más.

BATH

BathSorpresón de “indie trónica” como se les etiqueta, con un directo frenético y bien realizado. Voz, guitarras, sintes, baterías muy locas con exceso de beatrepeat y movimientos… divertidos. La sensación era la de estar viendo una banda emo de los 90 y en algunas ocasiones las voces lo corroboraban. Imaginaos al cantante de The Postal Service con unas cuantas cervezas de más, acompañado por los primeros Get Up Kids más cañeros y armados con el Mouth de Native Instruments. Una sorpresa agradable a la par que original.

BITTENPEN

Bittenpen, tuvo la mala suerte de afrontar su set en la olvidada carpa exterior… se sostuvo con un estilo y buen gusto muy precoces (en su soundcloud pone 15 años. 15 AÑOS). Viajando desde un inicio deep house al nu disco y repasando ritmos y vibraciones del Future Bass (eh, Joan).

THE HAXAN CLOAK

Lo más destacable del live de Haxan fue que la organización no tuvo que recoger los cristales de los enormes ventanales pulverizados por sus bajos. Golpes de kick a unos 70 BPM, que cada uno de ellos podía ser la bola con la que se balancea Miley Cyrus al caer desde un tercero. Texturas sofocantes y snares, o que sé yo si eran claps, que parecía que te pegaban una bofetada en la jeta de esas que también te repasan los lóbulos de las orejas. Música más física que otra cosa, pero una experiencia interesante sobre los límites de la percepción sonora. Había momentos en los que realmente parecía que un tren descarrilado estuviese a punto de colisionar contra la primera fila.

DAUWD

Tralla ácida, quizá en exceso para lo que venía luego, pero con una ejecución al menos curiosa. Tuvo sus momentos aunque tampoco fue nada destacado.

BEGUN

BegunBegun, trabajando una vez más con su live de dos caras que está cosechando muy buenos resultados allá donde va. Un inicio de texturas Goldpanderas que poco a poco nos llevan a los landscapes de sus singles, sobre los cuales interpreta percusiones y arreglos con Maschine. Todo ello arropado por unos visuales orgánicos, muy de culebrón de física cuántica pero en plan diseño top. Mientras, la cosa va subiendo de tono y el live vira hacia UK, los ritmos bailables y la voz. Es en ese momento cuando la gente se empieza a animar pero el viaje más intenso es el del principio, el del sonido propio.

PANDA BEAR

Panda BearRegaló un live más intenso que los Nespresso nivel 10, con cuatro cacharros, su voz y un carisma de aquí a Júpiter. No hubo ni un respiro mientras se acumulaban delays, texturas, ecos de sus letras o loops que parecían ruido pero se acababan convirtiendo en canción. No interpretó ni un sólo verso de su discografía, en vez de eso se dedicó a viajar hacia el futuro o hacia los descartes que encontraron una mejor vida fuera del disco. Quién sabe. Lo único que sí sabemos con certeza es la solvencia y rotundidad con la que vino, se sentó y finalmente se quitó los auriculares. Todo en un suspiró que duró cerca de 50 minutos.

U-ZIQ

U-ZiqDonde más cómodo se encontró fue en una especie de revival de breaks de drum’n bass mezclados con sonidos un poco más actuales que consiguieron animar al personal más flautin. La perla estuvo en el penúltimo y esquizofrénico tema que intercambiaba locos pasajes de bombo extrasaturado a 160 (o por ahí) con samples, breaks y cambios de ritmo (Slow Fast) que de golpe se convertían en hip hop a medio tiempo. Sin duda lo más destacable de la sesión.

SOPHIE

SophieOtra grata sorpresa en forma de live set muy bailongo ejecutado con mucha clase y personalidad. La raíz estaba en el sonido garage pero eso no fue excusa para que nos diéramos una volada por el trap o la Bass Music con muy, muy buenos momentos. Hacia el final la cosa se tambaleó un poco con demasiadas voces tipo Yelle (pero en versión irse de after por Bristol) que acapararon el protagonismo en detrimento de la clase anteriormente destilada. Muy divertido y con auténticos temazos rompepistas.

Así que en resumen esto ha sido todo lo que nos hemos encontrado en este sarao que ha durado tres días y que esperemos siga creciendo cada año (aparentemente las expectativas de asistencia debieron quedar más que cumplidas). La apuesta, pues, ha salido bien y El MIRA se convierte en una referencia para que otros tomen ejemplo y, por qué no, contribuyan así a crear esa escena sólida que tanta falta nos hace.

*Fotografías de Toni Rosado, Mahala Marcet y Martina Matencio

MIRA 2013 - Videomapping Sculpture - Foto Toni Rosado

MIRA 2013 - Públic - Toni Rosado

MIRA 2013 - Ambient - Foto Toni Rosado

MIRA 2013 - L'Ull Màgic 2 - Foto Toni Rosado

IMG_1703_MARTINA_MATENCIO

IMG_1239_MARTINA_MATENCIO

IMG_1279_MARTINA_MATENCIO

One Comment

  1. Joan says:

    FUTURE BASS!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
XXX