Entrevista a Iván Ferreiro: “Mi vida es como la de la Pantoja”

Entrevista a Iván Ferreiro: “Mi vida es como la de la Pantoja”

Like
751
0
miércoles, 02 enero 2013
Entrevistas

Una noche con Iván Ferreiro es una apuesta casi segura si sientes el más mínimo aprecio por su música. Y en Zaragoza juega casi como en casa. Si a ello le añades una larga e interesantísima entrevista (mejor denominarla charla) en el reservado de la preciosa Sala López de la capital maña, en medio de referencias pop con el leif motiv de la obra maestra de Kubrick “La Naranja Mecánica”, y disfrutando de una increíble panorámica del Pilar a través de sus enormes ventanales en fiestas mayores, la velada se hace casi inigualable.

En pleno 2012 y con semejante background a sus espaldas, es difícil que los hermanos Ferreiro te sorprendan, y todavía más que te defrauden. Ya hace más de un año que Ferreiro editó un amplio resumen de su carrera, tanto al frente de la banda referente del indie nacional de los 90’, Los Piratas, como de su prolífica andadura en solitario, el inspirado(r) “Confesiones de un artista de mierda”. Quizás reinventándose a sí mi mismo y a este negocio, el musical, que tanta gente ha dado y da por muerto, hemos podido disfrutar del directo del citado CD/DVD en una amplia variedad de formatos y ubicaciones. Hemos visto al vigués con todo su combo al completo, descargando furioso toda su artillería, quizás más que nunca desde que dejó a su banda de toda la vida, en la incomparable Sala Capitol de Santiago o en pleno Festival Sonorama de Aranda de Duero. También te lo puedes encontrar, solo ante el peligro, acompañado nada más que de su inseparable teclado, en un pequeño club parisino o en pequeñas salas a lo largo de toda la península, o, tal y como nos lo encontramos en esta ocasión en la capital aragonesa, o este verano en otros festivales de pequeño formato como el entrañable PulpoPop de O Barco de Valdeorras, acompañado a la guitarra de su hermano Amaro, mano derecha de la carrera en solitario del gallego.
Sin título

Y cuando decimos que no sorprenden es que no lo hacen. Y a los hechos nos remitimos. En una Sala López a reventar, con el cartel de todo vendido colgado desde hacía días, Iván y Amaro esperaron a que todo el público estuviera dentro para comenzar su show, con poco más de un cuarto de hora de retraso, que fue convenientemente excusado ante el impaciente público que había conseguido sortear una interminable cola rara vez vista en la sala. Sus conciertos siguen reuniendo a una audiencia de lo más variopinta. Si nos referimos a edades podemos encontrarnos desde las adolescentes –y las no tan adolescentes- histéricas groupies que se saben hasta la última coma de sus canciones más actuales y ponen cara de póker cuando suenan los himnos de Piratas, hasta el mocetón maduro entrado en kilos y/o canas (si, con un poco de suerte, ha conseguido conservar el pelo) que canta a grito pelado los hits de la banda viguesa. Y si hablamos de estrato social/musical, a un concierto de Iván Ferreiro asisten desde niñas bien con su taconazo hasta rockerillos despistados, pasando por indies de catálogo (que probablemente nunca reconocerían en su twitter haber asistido a un concierto de este hombre), prototipos de fans de Héroes, modernos buscando el instagram del fin de semana, adultos con morriña de la movida madrileña o simples amantes de buena música de lírica (muy) superior a la media.

Lo demás lo de siempre: el karaoke –más o menos afinado– generalizado, las bromas –más o menos afortunadas– sobre compañeros de profesión, los guiños –más o menos reconocibles– a las tres últimas décadas del pop español, los apuntes –más o menos… no, que narices, casi siempre muy agudos- sociopolíticos de Iván, etc… Pero sobre todo, MUSICA y CANCIONES. Y así, en mayúsculas. Y da igual el formato. Da igual escuchar “Me toca tirar”, “Días azules” o “NYC” con Iván acompañado de la guitarra de Amaro, que “M”, “Promesas que no valen nada” o “El equilibrio es imposible” a solas con su piano o “Años 80”, “Paraísos perdidos” o “El viaje de Chihiro” con toda la banda detrás. La pasión y la simbiosis artista/espectador es enorme y si conoces la música que ha estado haciendo los últimos 20 años tendrás momentos para saltar, para emocionarte, para cantar desgañitado o para sonreír. Es verdad que desde que dejó Piratas han existido momentos irregulares en su carrera. Pausados conciertos que pasaban sin pena ni gloria, tal vez debido al agotamiento de alguna propuesta o al suyo propio. Irregulares, también, lanzamientos, que el tiempo ha acabado tratando de manera más o menos digna. Pero Iván Ferreiro es por encima de todo un creador de CANCIONES. Me corrijo a mí mismo. Iván Ferreiro es un creador de CANCIONES que por encima de todo es un INTERPRETE de música en estado puro. Podrá gustarte más o menos lo que ofrece, pero nunca podrás dudar de su autenticidad y de su talento.

DSC_0013

SALA LÓPEZ, ZARAGOZA (12-10-2012)

Me toca tirar, Paraísos Perdidos, Jet Lag / Tristeza, Extrema Pobreza, Ciudadano A, Fahrenheit 415, NYC, Santadrenalina, Rocco Siffredi, Mi furia paranoica, Canciones para el tiempo y la distancia, Toda la verdad, El equilibrio es imposible #BREAK# Inerte, Tierra (Xoel López), M, Destruye (Los Ilegales), Años 80, Promesas que no valen nada / Insurrección (El último de la fila) #BREAK# El Viaje de Chihiro, Piensa en frio, Días Azules, Turnedo

*Crónica y Entrevista por Rosa Arias y Xandre RL
*Fotos por Diego Stabilito

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
XXX