Los portugueses The Gift llevan más de diez años recorriendo el mundo entero con su pop electrónico caracterizado especialmente por la voz de su cantante Sónia Tavares. EL pasado 30 de noviembre fue el momento de pisar el escenario de la Sala Music Hall de Barcelona y presentar en directo lo mejor de su carrera en un concierto que cautivó a los allí presentes.

Antes del concierto pudimos charlar con ellos y verlos tocar tan sólo para nosotros. Un documento visual que gracias a indieGentes y scannerFM ahora podemos compartir con todos vosotros.

Una delicia. No porque estuvieran superlativamente amables, simpáticos y atentos en la entrevista que nos concedieron tan sólo minutos antes de subir al escenario. Tampoco por la emocionante versión a mini-piano y voz de “Primavera” que Nuno Gonçalves y Sónia Tavares, la columna vertebral de The Gift, nos regalaron en el minúsculo camerino de la vocalista portuguesa. Simplemente esta banda es una delicia en sí misma. Derrochan simpatía, camaradería, buen rollo y, además, su música es maravillosa.

Esta vez no hubo confeti, pero no hizo falta. La preciosa sucesión de luces y una cuidadísima y hermosa escenografía -muchas bandas patrias deberían tomar buena cuenta de lo fácil y útil que resulta cuidar la puesta en escena- nos sumergió en el increíble universo de color y melodía de los portugueses. Pero todo ello no es más que un mero apoyo a lo que realmente importa: su música. Y es que The Gift tienen grandes canciones a raudales. Su repertorio es sencillamente perfecto. Perfecto y equilibrado. Uno a uno se van sucediendo los himnos en bloques. Desde los más recientes (“Primavera”, “RGB”, “Made for You”, “Race is long” o “Let it be by me”), demostrando que “EXPLODE” (2011) ya es un referente de la banda, hasta muchos de sus grandes clásicos, de la clase y magia de “645”, “Driving you slow”, “Music”, “OK, do you want something simple”… La lista es interminable.

THE GIFT 00

Narrar en pocas palabras un espectáculo como el que ofrecen la banda del país vecino es difícil, por lo que nos quedaremos con momentos. En esta ocasión destacamos la inmejorable interpretación de la desgarradora “Front of”, de su segundo trabajo “FILM” (2001), con reminiscencias metal (sí, han leído ustedes bien, metal) de la mano de la voz de Sónia y del acordeón (de nuevo han leído bien: sí, un acordeón con un sonido increíble) de Nuno. Escalofriante. O esa barbaridad de ópera-pop-rock que es “The Singles”, una suerte de “Bohemian Rhapsody” bajo el filtro de The Gift. Si alguien pensaba que no se iban a atrever en directo con los 12 minutos y 21 segundos que dura el tema es que no conoce bien a esta gente. Y, óiganme bien, no sobró ni un solo minuto. Fascinante. Y aunque Sónia, con su voz, su clase y su glamour, y Nuno, con su talento y carisma, y la divertida interacción y complicidad entre los dos durante el concierto, con referencias futboleras y a la crisis en tono jocoso y otras bromas incluidas, son la base sobre la que se sostiene The Gift, nos quedamos con el momento final cuando la banda, hermanada, en corro, entre luces y trajes de colores, agradeció al público que nos congregamos en el Music Hall barcelonés (y que merecería ser mucho más numeroso que los apenas tres cuartos de aforo que allí había) el apoyo, los bailes y los cánticos con los que los acompañamos, entusiasmados, durante las casi dos horas de show. Luces encendidas, sonrisas y abrazos mientras volvían a coger el micrófono para acompañar el “I can’t help falling in love with you” que marcaba el final de un inolvidable concierto. Queremos más. Queremos a The Gift.

*Crónica y entrevista: Rosa Arias & Xandre RL
*Video y foto: indieGentes