Vuelve La Mala, la más mala, la más “Bruja”. Aquí nuestro especial

Vuelve La Mala, la más mala, la más “Bruja”. Aquí nuestro especial

Like
945
0
jueves, 20 junio 2013
Especiales

La Mala vuelve a la carga y esta vez parece ser que ha venido con una sobredosis de rabia para dejar impresionado a su público más fiel. Esta mujer nos tiene acostumbrados a esas letras crudas que ha ido transmitiendo de su realidad. Junto a Arianna Puello, rapera de Gerona, fueron de las primeras mujeres en reclamar que el rap español no era solamente cosa de hombres. A caballos entre los 90 y los 2000 supieron imponer sus versos para que se les reconociese entre la élite del rap en España.

Para conocer mejor a esta artista, arranquemos un viaje a través de sus canciones que la representan de mejor forma.

Espectáculo en la cancha (1999)

Aquí La Mala, la malicia, la malaria, representando a la girbia andaluza, pura rabia. Así se presenta nuestra protagonista en uno de esos temas de antaño, llenos de colaboraciones y de hermandad entre emcees. No hay mejor forma de introducir a La Mala que mostrando su rabia más pura. Se encarga de aportar su dosis de furia a este tema del rap hardcore español junto a La Alta Escuela, grupo sevillano ya disuelto que estaba formado por grandes figuras como Tote KingJuaninackaEl TrallaJuanma y Dj Randy. Eso era a finales de los 90 cuando este grupo sacó su único LP, En pie de vuelo.

 

Lujo Ibérico (2000)

En los años 90 ya se empezaron a escuchar las rapeadas de esta joven andaluza en algún maxi y en distintas colaboraciones, pero no fue hasta que llegó el cambio de siglo cuando sacó su primer larga duración, su Lujo Ibérico. ¿Quién no se acuerda de ese Tengo un trato, con ese estribillo tan pegadizo? Ha logrado formar parte de la historia del rap en español, con esos toques de flamenco, influencia de la tierra dónde se ha criado esta artista. Es el típico tema que se encuentra en los recopilatorios de rap del país.

Dentro del mismo trabajo de estudio que Tengo un trato, encontramos  con otro de los temas míticos de la gaditana que es Yo marco el minutoaunque este track ya estaba incluido anteriormente en un maxi junto a otra canción llamada Tambalea, en el año 1999. En este video la vemos ejecutando el tema en una sesión con un toque reggae y ella se encarga de añadirle sus influencias personales. El tema original, desde luego, es mucho más rap, más crudo, con una base más acorde con el hip-hop de nuestro territorio. Dive Dibosso, productor del clásico grupo 7 notas 7 colores, aportó su calidad en la instrumental de este corte.

 

Alevosía (2003)

La niña se encuentra en su álbum Alevosía, que se empezó a escuchar en las calles en el año 2003. Este tema, que fue el primer single de este trabajo de estudio, habla sobre una sociedad marginal que, sin duda, Rodríguez debe conocer de bien cerca. Su videoclip representa la historia trágica de esa niña que quería vende droga, cómo su papá; una vida aislada en el barrio con un desenlace fatal que transmite esa crudeza que buscaba su compositora.

Cabe remarcar que en el mismo álbum, tiene el placer de contar con la colaboración de Raimundo Amador en el tema que recibe el nombre del CD, Alevosía, dónde, a parte de la guitarra del sevillano, también podemos escuchar la voz de Aqeel, cantante de R&B que ha colaborado con muchos otros emcees del país.

 

Malamarismo (2007)

En este álbum, esta rapera no dejó de hablar de sus temáticas duras como las drogas o el amor, que era lo que ella vivía, pero en el momento de crear los temas apostó por darle rienda suelta a un mestizaje de sonidos dejándose complementar por artistas como Julieta Venegas o Tego Calderón. Entre las melodías y instrumentales del disco también se aprecian influencias de un R&B procedente del otro lado del charco. Su trabajo llegó más lejos que nunca: la nominaron en los premios Latin Grammy Awards.

La primera canción del disco, Volveré, empieza con un estribillo con un estilo propio del R&B, aunque se perciben las pinceladas de su personalidad. Después del estribillo empieza su rap de crítica social mezclado con un poco de egotrip.

Seguimos con Nanai, tema del mismo álbum, en el que La Mala sigue transmitiendo un poco más de rabia con esa letra que, entre otras cosas, habla sobre el maltrato de género y de cómo lo viven los hijos de esa realidad. Esta cantante, por mucho que haya pasado el tiempo, nunca ha dejado de hablar sobre las problemáticas que siempre han existido en nuestra sociedad y lo hace de esa manera tan directa y espontánea que le caracteriza.

 

Dirty Bailarina (2010)

Con este trabajo volvió a conseguir ser nominada en los Latin Grammy Awards y esta vez en dos ocasiones, cómo Mejor Álbum Urbano y cómo Mejor Canción Urbana por la siguiente canción:

En el videoclip la podemos ver disparando tiros con dos pistolas; en la canción dispara palabras encima de una base más pop. Siempre se muestra cómo lo que es: una chica dura y con las cosas claras.

Las instrumentales de este álbum suenan más internacionales que las de sus primeros trabajos que recordaban más a ese rap español de los 90. No quiso quedarse anclada a sus primeras épocas y fue evolucionando para conseguir nuevos sonidos. En este álbum podemos seguir escuchando ciertas influencias de R&B que decoran sus melodías e instrumentales cómo por ejemplo el tema Por eso mato.

Éste es el segundo single del álbum, dónde también podemos apreciar esas influencias del Rythm & Blues en la instrumental y en sus entonaciones. Al inicio del videoclip, aparece una bailarina de una caja musical, símbolo que hace referencia al nombre del disco, aunque La Mala no tenga nada que ver con esas bailarinas de líneas elegantes e inocentes que giraban al son de una vieja melodía.

 

Bruja (2013)

La Mala María, aunque ya haya alcanzado la edad de Jesucristo, vuelve invocando a su juventud más rabiosa.  En cada una de las rimas que suelta se produce un desgarro. Vuelve esa voz furiosa que escuchábamos al empezar nuestro viaje. Nunca ha dejado de derramar una ira implacable en todos sus discos, pero con este 33 regresa una voz que hacía años que no se escuchaba en sus canciones. Con esta canción deja claro que nadie puede con ella, ni tan sólo el paso del tiempo. La Mala se identifica siempre con mujeres de carácter fuerte y en este video musical la vemos encarnando el personaje de una animadora extremadamente agresiva, quién no se conforma con los pompones sino que prefiere hacerse con un bate.

Preguntándose quién manda, nos deja claro que tampoco ha abandonado esa línea que seguían sus LP’s anteriores, dónde las melodías de diferentes influencias habían dominado parte de sus canciones. En esta canción la cantante pone su voz encima de una base con un marcado ritmo reggae.

Esa mujer salvaje que va dentro de una caja de madera, te aseguro que no entiende de maneras. Sólo sabe golpeá. Así es y siempre será Mala Rodríguez: una mujer que se expresa de manera bien clara, golpeando todo aquello que le plazca con cada una de las palabras que escupe.

 

*Escrito por Walter Uribe

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
XXX