No tiene mucho que ver con la temática de Circuito Virtaul, pero valga la ocasión para anunciar que un entrañable conocido, Raül Pratginestós (DJ Zero), ha iniciado un sello propio. Se llama Fauni Gena, en honor (supongo, habría que perguntárselo) a Tangerine Dream. Empieza con buen pie, publicando los tres primeros álbumes de Igor Wakhevitch, un compositor experimental avant-garde francés de los primeros 70’s casi desconocido, del que no se había reeditado nada, jamás.
Al margen de los gustos de cada uno, éstos tres discos son joyas absolutas, y hasta ahora había que remover cielo y tierra para encontrarlos (por una pasta, generalmente). La edición es fiel a los originales, pero se complementa con necesarias anotaciones del propio Raül en el interior. Increible material, sin duda, de los que hacen que te replantees algunas cosas que creías que sabías sobre los orígenes de la música electrónica.
Atentos a la curiosa pieza; “proto-techno made in 1973” (!)