Arranca Sónar 2016

Arranca Sónar 2016

4
1162
0
viernes, 17 junio 2016
Especiales

Sónar inaugura su edición número 23 nada menos que con Brian Eno, el productor, compositor, artista visual, tecnólogo y ensayista reflexionó sobre diversos temas, recordando que el arte para los adultos es como el juego para los niños. Y para eso mismo hemos venido, para jugar juntos, remarcando la importancia de mantenernos unidos para aprender sobre la cultura de otros. Con este monólogo brillante y crítico de Brian Eno en el pulcro escenario de SonarComplex el festival acentuó su faceta de congreso, donde los talleres, las charlas y la innovación tecnológica tienen cada año mayor importancia, manteniendo siempre el protagonismo de la música.

Brian Eno Sonar 2016

El productor barcelonés Carles Guinart con su nuevo proyecto Baelish abría el escenario de Sonar Village donde el césped sigue transportándonos a aquellos atardeceres del festival en el CCCB. El festival comienza a tener forma con los sonidos buenrolleros del trío The Spanish Dub Invasion con el maestro Mad Professor a la cabeza. Reggae, dub y sol logran el combo ideal para comenzar a mover el cuerpo y tomar la primera cerveza de la tarde.

Nicola Cruz Sonar 2016

El primer gran momento del jueves tiene como protagonista a Nicola Cruz, un tremendo descubrimiento que viene desde Ecuador. Su show comienza con los Andes ecuatorianos de fondo que serán seguidos de diversas visuales con tinte étnico. Los sonidos de quenas, charangos y voces que hablan de leyendas populares se mezclan con la electrónica más actual para sumergirnos progresivamente en un viaje hipnótico a la Gran Cordillera. Salimos del SonarHall totalmente conmovidos. Al pasar de la oscuridad interior a la luz del sol que baña el SonarVillage nos encontramos con los festivos sonidos de Acid Arab que nos intentan transportar al Magreb, aunque nosotros seguimos pensando en los Andes. El resto del público parece hechizado por la sesión de este dúo de DJs franceses.

Acid Arab Sonar 2016

Dejamos de lado este viaje intercontinental para iniciar un viaje en el tiempo, paseando por el recinto del Sónar+D. Aquí nos sumergimos en realidades virtuales, probamos la mesa analógica de Richie Hawtin, cantamos a través de un pedal de voz con un software de código abierto y descubrimos las millones de posibilidades de una impresora 3D, que fabrica desde guitarras hasta zapatillas. Al volver al SonarVillage nos encontramos con la esperada Black Madonna. A través de las pantallas vemos como la DJ americana está dándolo todo (literalmente) desde el primer momento. Con el cuerpo, los gestos y el alma busca en cada mezcla (y lo consigue) motivar al público sediento de beats, la cosa se empieza a poner intensa.

James Rhodes Sonr 2016

La otra cara de la moneda está sucediendo en el SonarComplex donde el pianista James Rhodes interpreta obras propias y piezas de Beethoven, Schubert o Bach. Es lo que tiene este Sónar tan ecléctico, que hay para todos. Entramos al SonarDôme donde tras un pequeño retraso por asuntos técnicos comienza Jamie Woon. El público lo recibe entregado, su excepcional voz acompañado por sus dos coristas integran matices de estilos como el Soul o el Folk en un contexto electrónico. Su tema más conocido “Night Air” llega en segundo lugar y logra satisfacer a un público mayoritariamente extranjero.

Mientras tanto en SonarHall, la americana de raíces etíopes Kelela se come el escenario con su fusión de RnB con electrónica futurista en una puesta en escena sencilla pero potente que le entrega todo el protagonismo. Su voz versátil y su speech carismático logran encandilar al público, consiguiendo una relevancia inesperada en esta jornada del jueves.

Bob Moses Sonar 2016

Volvemos al SonarVillage de nuevo, donde está comenzando Bob Moses. La elegancia del pop electrónico de este dúo canadiense contrasta con un público que hace 2 minutos saltaba entregado a ritmo de Black Madonna. Tres temas más tarde logramos entrar en su flow y nos relajamos.

Pero no por mucho tiempo, ya que a las nueve en punto Kenny Dope se planta inmutable ante los platos para volver a darle al público del Sónar todo el power que se esperan para cerrar esta jornada de jueves bailando y con las manos en alto. Mañana más, ya veremos si mejor.

Crónica de Germán Zito | Fotografías de Toni Rosado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
XXX