King Crimson y el poder de la perfección milimétricamente orquestada

King Crimson y el poder de la perfección milimétricamente orquestada

Like
427
0
lunes, 28 noviembre 2016
Especiales

Imágenes y crónica de Meritxell Rosell

El jueves asistí al primero de los dos conciertos que King Crimson ofrecía en el Auditori del Fòrum de Barcelona. Al entrar al recinto, pude ver tres baterías en primer plano y dos grandes anuncios en los que se podía leer el mensaje que sonaba constantemente por los altavoces: “King Crimson agradecían que no se tomaran fotos hasta el final del concierto“.

Mi historia de amor con King Crimson empezó de muy jovencita cuando mi hermano mayor ponía sus vinilos en el tocadiscos del comedor de casa a diario y fueron esos recuerdos musicales lo que me llevó a su directo en Barcelona. Pocos grupos del panorama musical actual tienen el suficiente carisma o tirón para llenar dos días consecutivos el Auditori del Fòrum como estos gigantes del rock.

king-crimson-barcelona

Señoras y señores,… empieza el espectáculo. Más de dos horas de directo, con un intermedio, en los que recorrieron la mayor parte de su discografía, adaptada y actualizada para las tres baterías de Gavin Harrison, Pat Mastelotto y Jeremy Stacey. Por detrás, aparecían elevados Jakko Jakszyk, Mel Collins, Tony Levin y el gran Robert Fripp -guitarrista, líder y único integrante original de la banda de londinense de rock progresivo-.

Fue todo un lujo rememorar en directo temas como ‘In The Court Of The Crimson King‘, ‘Indiscipline‘, ‘Easy Money‘, ‘Epitaph‘, ‘Cirkus‘ o ‘Sailor’s Tale‘. Todo estaba milimétricamente coordinado: música densa ejecutada con total sobriedad, sin juego de luces de colores, sin comentario alguno de algún miembro de la banda. Estáticos, sin derrochar movimientos superfluos, técnicamente perfectos, hipnotizando a los asistentes que respetaron la prohibición de hacer foto alguna en silencio sepulcral.

21st Century Schizoid Man‘ puso el punto y final a un concierto que acabó cuando Tony Levin sacó su cámara y una avalancha de gente, contenida hasta ese momento, sacó sus móviles y empezó a disparar con ganas de llevarse el recuerdo de haber visto a una gran banda.

¡La música personal de King Crimson no deja indiferente a nadie!

king-crimson-auditori-barcelona

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
XXX