La celestial voz de Lisa Hannigan – Sala Apolo (18-04-2017)

La celestial voz de Lisa Hannigan – Sala Apolo (18-04-2017)

2
803
0
jueves, 20 abril 2017
Especiales

Aunque aún se la conoce como la voz y musa que acompañó e inspiró algunas de las mejores canciones del disco “0” y “9” de Damien Rice, la irlandesa Lisa Hannigan da el salto definitivo con el portentoso tercer trabajo “At swim” (2016), producido por Aaron Dessner (The National) y repleto de hallazgos melódicos. Practica un íntimo, bello y a veces oscuro folk barnizado con sonoridades pop, rico en matices y texturas, ornamentado con sutiles arreglos que van de lo simple a lo majestuoso, y con su prístina, cristalina y aterciopelada voz en primer plano.

Después de haber actuado en la ciudad condal en solitario y como telonera de, por ejemplo, Glen Hansard, finalmente ha podido debutar con su propio nombre en formato banda, gracias al esfuerzo, en Barcelona, de la plataforma Cooncert.

Y sorprendió gratamente porque nunca nos hubiéramos imaginado un estreno tan rayano a la perfección, un avasallador derroche de talento y fuerza escénica, aunando sutilidad e intensidad en un setlist mágicamente delineado. Su dúctil y mágica voz se transforma y adapta según la canción, sin efectismos ni aspavientos, mostrando una amplitud tonal asombrosa. En esta gira se acompaña de cuatro extraordinarios músicos (teclista, baterista, contrabajista y guitarrista) que engrandecen mediante simples apuntes cada una de las composiciones. Sorbiendo té como Adele, arrancó deslumbrantemente con “Ora”, “Pistashio” y “Snow”, con el baterista marcando intensamente el ritmo, y con todos los músicos haciendo coros. Con la guitarra o el ukelele, la irlandesa exhibió versatilidad y variedad estilística. La balada “O sleep”, la muy americana “Prayer for the dying” o el crescendo rítmico de “Knots” son un buen ejemplo.

Para finalizar, invitó al grupo de folk con arpa Saint Sister para hacer las voces a cappella en “Anahorish”, para proseguir con el hit “Fall” y con “A Sail”, de su más que reivindicable segundo disco “Passenger”(2011). Final apoteósico y público en pie. En un mundo justo Lisa Hanningan debería protagonizar portadas y vender entradas a mansalva. Del secreto a voces a icono folk de su generación. Sin duda, uno de los conciertos del año.

Crónica de Oscar Escabia | Fotografías de Meritxell Rosell

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XXX