Las Mil y Una Noches refiere al título de una canción que encontramos en un vinilo de larga duración editado en Barcelona.

Localizamos a sus autores en FistBar!. Una tarde, compartiendo experiencias y licores con Delfín, con Patti, con David, con Martina, quienes se encuentran comandado el espacio, cuando la luz de neón está en la entrada y el servicio de barra indicaba el espacio a seguir. Estamos en 1988.

Un culto muy especial fue dedicado a las Musas por los pitagóricos y platónicos. El pitagórico άμβλιχος escribe  en  Συναγωγὴ τῶν Πυϑαγορείων δογμάτον que Pitágoras llegó a Crotona cuando el gobierno de la ciudad lo invitó a la asamblea y le preguntó si tenía algo útil que decir a los ciudadanos.

El Vuelo del Avestruz 1989

El Vuelo del Avestruz 1989

La única manera de sentirse vivo.

Marchán revolotea por el local acompañado por su amigo Gregorio, y nos deja unos flyers de su próximo concierto. Los encuentras en las fiestas que organiza Txarly Brown, en los conciertos precursores del moderno karaoke que nos ofrecen Paca La Tomate o Las Katalítikas, charlando una tarde-noche cualquiera con Xavier Bergman y Hugo de Campos acerca de la producción de su próximo larga duración de El Vuelo Del Avestruz con el primero, y de la introducción de guitarras con el segundo. Detrás de ellos, educada y silenciosamente, se encuentra sentado — encima uno de los, digamos, incómodos taburetes de diseño que fueron desmontados con el paso de los meses por la nutrida clientela — Fermín Durán.

Fermín Duran es un amigo de la casa y un parroquiano que creció junto a FistBar! y junto a todos vosotros durante las múltiples transformaciones camaleónicas que tuvieron lugar a lo largo de una década. Y su música es un fiel reflejo de la evolución filosófica, cultural y social que tuvo lugar en nuestras vidas durante el siglo pasado.

Fue, precisamente hace poco, en una conversación off the Record durante la visita de Sedcontra, cuando Delfín le expuso a nuestro amigo, que FistBar! era, ante todo, un proyecto filosófico, revestido de modelo empresarial.

Pues la Filosofía no sólo se escribe, sino que se hace y se vive. Así pues, como empresarios, en FistBar! éramos amantes de la Filosofía y de las Musas. Más platónicos que pitagóricos, el espacio lo tenemos cuidadosamente diseñado y distribuido conforme a unos principios y preceptos teóricos en base a los cuales se fundamenta parte de la Teoría de la arquitectura clàsica, adaptando eso sí — a modo de interiorismo — los materiales de manera constante pero efímera. Pues todo fluye. O todo permanece.

 “Entonces Pitágoras aconsejó construir un templo a las Musas, para que éste “retuviera la armonía, la armonía que reinaba entre los ciudadanos. De hecho, estos dee-Iamblichus contínuos tienen el mismo sufijo nominal, que refieren a la tradición de formar una comunidad. “

El Vuelo del Avestruz 1988

El Vuelo del Avestruz 1988

1988-1990. El Vuelo del Avestruz  (Soul, Electronica)

El Vuelo del Avestruz eran Javier Marchán: voz, letras, músicas; Fermin Duran: teclados, músicas, programación ritmos; Gregorio J. Soria: bajo, guitarras, músicas, teclados, ritmos.

Resultaron ganadores concurso Roland/Rock de Lux 1988, y finalistas en la Biennal de Barcelona del año 1990,

Cuando Barcelona era una ciudad portuaria seria, y disponía de una bienal de Arte como es de menester. Cosa curiosa. El mundo da vueltas, y mientras ahora Marrakesch presenta su quinta Biennal; en nuestra ciudad, la Biennal de Barcelona es el nombre de un restaurante situado en el barrio obrero de Pueblo Nuevo.

El título del larga duración ganador era “Las Mil y Una Noches”. Un guiño a la obra escrita de Mario Roso de Luna, así como a la interpretación teosófica que éste autor hizo de su contenido comparándolo con el Velo de Isis.

Eso es lo que le confió Marchán a Delfín una tarde cualquiera en FistBar! tras hacerle obsequio de una copia en vinilo de su trabajo. Eran años siniestros y de modas y tendencias ocultistas.

Rebobina. Eran años en los cuales si tu tendencia de gustos personales no se conformaba al status quo que indicaban las normas de sociedad, corrías el riesgo de que te etiquetaran como vago o como maleante. Pudiera incluso ser que resultaras víctima de un chantaje, o que incluso tu nombre apareciera en la lista negra de cualquier despacho de corredurías de seguros. Dado que la libertad que se puede vivir muros adentro de FistBar!, es protegida, esta libertad no será la que se vive en el mundo exterior. Eran años, en los cuales, el ocultismo está muy arraigado en el carácter de cierta juventud.

La afición de Marchán no trataba de un ocultismo sectario, sino de una forma de protección. Una apuesta estética por la mísitica de lo prohibido o lo incomprendido.

Como ejemplo curioso, la denuncia ante el Consistorio local que nos interpuso una intratable aunque adorable vecina por la simple razón de haber visto a una chica con el pelo teñido de color azul entrar en FistBar!.

Pasando delante de su casa, nos decía la vecina completamente indignada.

Suerte que no vió las plumas de Marchán, pensábamos nosotros.

Por ello, retornando al libro de relatos, transmitidos oralmente, que habían sido agrupados en ciclos; resultaba bueno que la chica de pelo teñido de color azul tuviera a mano los manuales de misterio y los consejos de la tradición oral de la época, siquiera un velo de Isis, para pasar desapercibido o desapercibida, si fuera el caso.

La producción del álbum “Las Mil y una Noches” corrió a cargo de Xavi Bergman, y contaba con un título propio de best-seller.

Pero — muy a pesar de ser un excelente trabajo, tanto a nivel de arreglos como de composición — esta obra artística es completamente desapercibida en la ciudad portuaria de Barcelona y en gran parte de la Península. Continuábamos siendo un país de simpáticos Botejaras. Estamos en 1990, no lo olvides.

También hace hincapié en el Jámblico, el coro de las Musas, el cual  “es siempre uno y el mismo e incluye en sí mismo: el acuerdo, la armonía, el ritmo, y todo lo que crea armonía. El poder de las Musas gobierna no sólo los principios más nobles de la ciencia, sino también el acuerdo y la armonía del universo “.

Brainstorm 1989

Barinstorm 1989

1987-1989. Brainstorm (EMB/After punk)

Una cultura alquímica, la cual en la década que va desde el año 1985 hasta el año 1995, devenía culto para un nutrido y reducido grupo de parroquianos que se daban cita en FistBar!o en NeoFist. O en otros lares.

Una cultura sumergida a la cual pocos teníamos acceso y que se expresaba en forma de fanzines difíciles de obtener y que guardábamos cual paño en oro.

“A María José y Javier les conocí en Granada, vas a alucinar, durante un viaje que hicimos a la ciudad con el instituto de secundaria (Con apenas 16 años!) – en esa época tan tierna, ya estábamos en los circuitos de intercambio postal, así que les contacté, me escapé creo que antes o después de nuestra visita colegial a la Alhambra 😀 y estuve en su casa -realmente fue un encuentro feliz, les adoré desde que les conocí – me parecieron inteligentes, creativos y generosos – La escena en Granada en esa época era muy simpática, con un fanzine super moderno cuyo nombre he olvidado, y cuyo editor vino a visitarme luego a mi pueblo, causando escándalo con el pelo teñido de azul, en fin…”

Con un nombre, Brainstorm, el cual hoy en día formaría parte del diccionario académico de cualquiera emprendedor/a aquejado por ínsuflas de pedantería, encontramos a un grupo orientado al entonces naciente género de la EBM.

Anatemas FistBar! - Las Mil Y Una Noches

Anatemas FistBar! – Las Mil Y Una Noches

Brainstorm es un pareja simpatica de chicos de nuestro West End particular, el Hospitalet y las cercanías del río Llobregat. Un dúo formado por Joan Tantinyà: voces, teclados; y Fermin Duran: voces, teclados, programación MIDI.

Hospitalet del Llobregat era la segunda ciudad más grande de las províncias catalanas en número de población. Un territorio dentro de otro territorio. Sus habitantes, con añoro, mantenían arraigo con las costumbres de su tierra de nacimiento.

Tierra de nadie formada por antiguas famílias quienes todavía conservaban su masía, al lado de las casas habitadas por toda una generación de hijos de padres que tuvieron que emigrar de sus tierras por causa — principalmente — del hambre y la falta de oportunidades.

Y gracias a estos habitantes, y a sus recuerdos, la tierra es próspera y digna, y gracias a que no sentían la cultureta layetana como suya, abrazaron la modernidad mucho antes que lo hicieran las las pléyades con arraigo en Islas Pitiusas.

Conocedores, a través de  los famosos apartados postales o P.O. Box, — que tiendas de ropa como Dr. Martens y sellos discográficos independientes como él utilizaban a modo de comunicación para con sus fans y clientes — de la cultura, electrónica y experimental que se producían de manera abundante en nuestra península; estos habitantesabrazan la creatividad y las tendencias de la joven e innata Europa. En aquellos años, todo estaba por crear y todo estaba por descubrir.

Brainstorm consiguieron un decente 2º puesto en el concurso Roland/Rock de Lux del 1989.

En 1990, siguiendo el famoso lema del espíritu post-punk de que una banda no debe presentar más de tres años bajo el mismo nombre, Fermín funda The Barbie Lovers  (Electronic, EBM) con un EP que lleva por título “Ultimatum” producido para el sello independiente Grabaciones Góticas.

El Sueño del Zar 1992

El Sueño del Zar 1992

1991-1992 El Sueño del Zar  (synthie-pop)

Francisco Valente voz; Fermin Duran, teclados, programación, composición; Iñaki Zalabardo teclados, programación, composición; y Olga García voz, teclado;  formaron El Sueño del Zar.

Con una imagen cuidada, apostando por el look-and-feel propio de las Islas, disponiendo de una canción editada en el recopilatorio Techno Ciudad.

Música que podría ser un hit hoy nuestros días y que deviene un pequeño anatema en los locales indies y no tan indies de los extrarradios de Barcelona.

Durante los años 91-92, más allá de Los Manolos o de aquella pesadilla subvencionada que se denominó rock catalán, habitaba vida inteligente en nuestra ciudad y fuera de ella. Y una generación crece unida, ajena a clases y a la condición social de cada uno/a, conociéndonos  y cantando himnos en la pista de baile.

El Sueño del Zar es un guiño a las melodías de El Vuelo del Avestruz. Y en FistBar!  consideramos sus canciones como un producto estrella dirigido a los mercados y salas mainstream del país. No lo pinchamos mucho, la verdad sea dicha. Pues  en FistBar!, entonces,durante aquel bienio, estábamos más centrados en las maravillas del naciente grunge, del sonido manchesteriano, del revival krautrock, del gótico electrónico, o de la música industrial.

La Funambulista Musical nos recibe desde el presente para retrotraernos acompañada de una de las bandas musicales más interesantes de la pasada década.

Es agradable saber y escuchar como nuevas generaciones beben de antiguas formaciones y se inspiran en bandas del pasado.
El grupo londinense The Horrors es un claro ejemplo de ello. Inspirados en la musica garagera y oscura de los 60, y con una imagen muy llamativa; a mí. personalmente me han conquistado, quizás debido a la gran influencia del sonido de los 80 que se observa en su trabajo.
Hoy nos quedamos con el primer single del album Primary Colours editado en el 2009. Descrito por la revista NME como una “expresion de la experiencia del LSD”

Arcos de Nepal en NeoFist 1995

Arcos de Nepal en NeoFist 1995

1993 hasta nuestros días. Arcos de Nepal (industrial, experimental, free style)

En Setiembre del año 1995, en NeoFist ya vamos a la última. Creando escuela y tendencia, salimos hasta en la portada del suplemento cultural de La Vanguardia con un dibujo de Jordi Labanda ilustrando a nuestro personal.

Barcelona era entonces una ciudad pedigüeña que se enfrentaba a la resaca del fracaso olímpico, y a una crisis de oportunidades fuerte pero menor de la que vemos ahora. Aunque fue silenciado por los medios de comunicación de  la época, la España Industrial se desintegraba: Préstamos personales avalados con tu capital a un 16% de interés. Manzanas enteras de casas nutridas por agua de depósito. No había trabajo, y de haberlo era muy precario. Ciudad Olímpica.

Mucha gente de la denominada Generación X coge las maletas para encontrar su futuro y su trabajo fuera de nuestras fronteras y no regresar jamás. Normal, si tienes veintipico de años y te largas, no esperes retornar pasada la cuarentena y que te reciban con los brazos abiertos o te ofrezcan una segunda oportunidad. Ni aquí, ni en ningún sitio.

Era pues el momento de abrir una nueva aventura, y eso hicimos. NeoFist. Corazón envuelto con alambre de púas. Gracias a los chicos del entonces fanzine Self, tuvimos llenazo y la grata compañía de la banda de Fermín Durán, sus Arcos de Nepal,en puro directo.

Arcos de Nepal son Fermin DuranIñaki Zalabardo. Disponen de un compact-cassette con el kepleriano título “El ruido de los cuerpos celestes” editado en el año 1993. Actúan en el Festival  Sonar 95, así como en FistBar! NeoFist  a inicios del 96, presentando su Collapse Nepal.

Hablemos de ese concierto. Justo después de su entrada en el primer y en el siguiente Sónar , nos presentan lo que será su segundo trabajo.

Puro directo. Un minuto de silencio, y aparecen entre la multitud, tres nazarenos desde la puerta entronizados al paso hacia un improvisado escenario que se encontraba en mitad de la sala. Las cámaras de BTV, la Televisión de Barcelona que estaba justo al lado del primer FistBar!, esas cámaras tan tan ansiadas en nuestros días por locales de escasa especialización y valor añadido, se hicieron eco del evento: Arcos de Nepal.Y la verdad es que la calidad de su obra fue excelente y resultó muy divertida.

Precisamente que fuera un éxito y resultara muy divertido no sentó demasiado bien a los administradores concursales del espacio donde estaba ubicado NeoFist. Pero eso es otra historia. Otra historia que aparecerá en relatos futuros. Sigamos con la música.

Presentación Zine musica electrónica "Self" 1995

Presentación Zine musica electrónica “Self” 1995

1992-1997. G.O.S  (Cyber tech, acid, intelligent techno, dance trance, Detroit)

Precursores y visionarios hasta en los nombres, la generación de jóvenes de aquellos años no se andaba por las ramas.

G.O.S. no es una interfaz gráfica de usuario para el sistema de un contenido basado en recuperación de imágenes (CBIR) que admite el método de Consulta-por-Ejemplo de búsqueda. Aunque en la prehistoria utilizábamos ordenadores para hacer música — pues en eso consistían las tarjetas gráficas del momento — G.O.S. vieron la luz muchos años antes que los sistemas operativos Linux.

Fermin Duran & Juan Tantinyá formaron G.O.S. y nos visitaron, en el año 1996, en NeoFist . Un 23 de Febrero.

Puedes encontrar gemas de sus piezas y anatemas en recopilatorios de Geometrik Records, MUSIK,  y en un 12” en Knee Deep records Berlin (DJ Rush).

Anatemas FistBar! - Las Mil Y Una Noches

Anatemas FistBar! – Las Mil Y Una Noches

1994- 2000: The RiceField

Sin duda, los amantes de la buena música quienes, en aquellos años intempestivos, no se atrevían a cruzar la Diagonal hacia abajo, encontraban en Cosmopolitan Electric Bar el local de referencia para las aventuras sonoras más experimentales.

Tras una primera etapa open-source a inicios de los noventa, y antes de degenerar en el rebautizado Antilla Cosmopolita, allí veias a Juan Torremocha  — el hombre que más sabía de musica indie manchesteriana en nuestro país — tras los platos de la cabina.

Torremocha fue uno de esos músicos pioneros que abrazó la faceta de dee-jay en su perfil como creador. Torremocha y Fermin Duran formaron la banda The RiceField.

Ricefield: Fermí Durán & Juan Torremocha 1997

Ricefield: Fermí Durán & Juan Torremocha 1997

Nativo de la ciudad del Hospitalet de Llobregat, Juan Antonio Torremocha Peris, empezó como locutor de radio en 1981, cantante y compositor de la banda Cadena Perpétua, vocalista/compositor en Grupo de Cambio (1983), y a partir de 1987 es conocido como “Juan Fuera de Casa”.

Estaba considerado una especie de genio mutante y el mayor especialista de música indie-pop de nuestra ciudad, por aquellos que le pudimos ver pinchando anatemas de los Ciccone Youth en el Speed de Diagonal, o en diversas salas efímeras de la ciudad portuaria de Barcelona y su arrabal del Llobregat (Depósito Legal, Ghetto, Geometrik, Cosmopolita, KGB, Db, Al revés, Indie, La Vanguard, Toque BCN, APTC ).

El reconocimiento profesional no le acompañó durante el transcurso de su carrera profesional. Al final no le fué demasiado bien, que digamos. A Torremocha le faltó aquello que necesita cualquier pitagórico o amante de la Armonía: un Templo de las Musas estable y constante.

En aquellos años las industrias culturales y las promotoras de eventos de la ciudad actuaban como lavanderías a todo trapo. En vez de invertir en un tejido empresarial musical y cultural que permitiera crear altavoces para la generación creativa de los ochenta y noventa; por parte de los empresarios del sector de ocio nocturno y turismo de la villa de Barcelona, se hizo lo que se hizo: Terrenos, inmobiliarias y Santo Domingo. Y lavanderías. Sobre todo, lavanderías.

Anatemas FistBar! - Las Mil Y Una Noches

Anatemas FistBar! – Las Mil Y Una Noches. L’Hospitalet del Llobregat 1985

The RiceField aportan alegría en unos tiempos que se avecinaban turbios. Sus armas son sencillas: Samplers, Sintetizadores analógicos (Basstation, Norlead, Junol06, Pulse…), Sintetizadores digitales (Roland D-50, Wavestation, Yamaha TX) racks de efectos, Guitarra “Fender Jaguar“. Total: Voces, grabadoras y ordenador.

Tras varias horas y días de ensayo, The RiceField participan en la cuarta edición, la del año 1997, del entonces primerizo festival Sónar, donde éramos las que éramos y estábamos los que estábamos. Editan unos cuantos maxis merced a los contactillos que en aquella feria solían hacerse por las mañanas.

Su música está alejada del concepto industrial que tan bien conoce nuestro invitado Fermín Duran,y repasa los límites de la inopia cultural de Diagonal para arriba. No molesta, acompaña y se escucha sin problemas. Un buen producto de mercado que presenta momentos y detalles brillantes.

Un buen producto que ve demorada su salida al mercado por razones conocidas por aquellos quienes vivimos aquellos locos años. La principal de estas razones, el oligopolio creado por un conjunto de nuevos ricos cuya principal ambición sería subirse al escenario y tocar la guitarrica en la sala Luz de Gas.

Un Lunes, 17 de julio de 2000, se edita y publica su primer larga duración en formato compact-disc:  “Universitat” (K Industries, BCN).

Buen título para un buen álbum. Y muy significativo. Pues fue a partir del año 1999 cuando la noche fue tomada, tal como la conocemos ahora, por las insaciables y ebrias hordas universitarias.

Expliquémoslo brevemente.

Jamás antes en nuestra historia, la juventud en masa se disponía a bailar ni esperaba que por fín fuera Viernes. Resultaba inconcebible, hasta bien llegado el final de los años noventa, que estuvieras en una disco escuchando música alternativa o de importación junto a un grupo de aburridos y descuidados universitarios. A lo sumo, éstos y éstas eran la alegría de las fiestas y guateques en casa de alguien, donde alguna acababa con el rimmel por las rodillas y la enagua en boca de otro. Máma quiero ser moderna. O quizás llenaban el aforo de la plaza del pueblo en alguna fiesta mayor de barrio kumbayá, entonando las canciones que hicieron felices a nuestros abuelos.

Jamás antes, hubiera estado bien visto que, un conjunto de estudiantes, un conjunto de futuros doctores y licenciadas, un grupo formado por las  personas que supuestamente iban a estar más preparadas en la Historia, pasaran más de 48 horas seguidas ingeriendo de manera compulsiva licores de graduación no inferior a 30º servidos en vaso de tubo de plástico. Lo que hace el hambre.

“Universitat”, como obra de arte y título que define a toda una generación, marca el final de una época y da paso a otra. La cual llega con el nuevo milenio. Tras el efecto 2K.

Trazon Tecib 2013

Trazon Tecib 2013

1993 hasta nuestros días: Trazon Tecib  (AKA Fermin Duran)

Con la publicación en el año 1993 de “Structures”,  y tras una breve pausa que recupera cada dos años Trazon Tecib edita en 1997 “Sublimatio Ultima”, en 1999 “Detuned”  para el sello Loudness, en 2003 “Let’s start again, y en 2005 “White Noise & European Music”.

Trazon Tecib es la última, pero no definitiva, encarnación del músico, compositor y productor Fermín Duran. Un hombre que ha conocido FistBar! en sus tres fases — recuerda, estamos en la cuarta — y quien ha formado parte de nuestra historia cultural con su presencia y con su obra.

En FistBar! la fiesta termina por hoy, las luces se apagan y es hora de recoger las mesas y de acompañar a nuestro amigo de hoy, el músico y compositor Fermín Duran hacia la salida. Las Mil y una Noches proseguirán mañana.

Bienvenido y bienvenida, a tu programa favorito.