En la sala principal de la Sala Apolo  pudimos disfrutar de la final del concurso de bandas Bala Perduda 2018. Dos horas de música en directo y buen ambiente dieron vida a la escena emergente que pide paso a gritos. Aquí os dejamos cómo quedó la noche

Final bala Perduda

Bandas finalistas

Agost: Shoegaze, electrónica rugosa, dream rock… es difícil clasificar a este trío que trasciende la composición con una elegante utilización tanto de instrumentos clásicos como diversos instrumentos electrónicos.

Old Tucson: Rock and Roll con raíces sureñas y fuzz, mucho fuzz. Los Riffs electrizantes y ritmos contundentes del conjunto son la guinda rockera de esta final.

North State: Los hermanos Laia y Pol Vehí vienen revolucionando el panorama electrónico local y nacional con temas enérgicos y bailables a la par que sensibles. El dúo se llevó a casa el premio concedido por el Taller de Musics, constituido por una beca en el curso de gestión musical.

Vetviolet: El proyecto en solitario de Brian Silva (The Zephyr Bones) da cabida al pop-rock psicodelíco más puro, vestido con sintetizadores y paisajes evocadores. Ganaron el premio que les llevará a producir cuatro temas en los estudios Sol de Sants.

Monsieur Cactus: Dúo de synthpop-queer, pero con guitarras, purpurina y muchas sorpresas. Listos para hacer bailar al público, sin dejar indiferente a nadie. Actuarán en el Musicbox de Lisboa, ya que fueron escogidos para actuar en la sala lusa.

O’o: El primer prenio: El dúo francés con residencia en Barcelona sabe mezclar a la perfección temas electrónicos e increíblemente delicados con pasajes atronadores. Una delicia para los sentidos.  Tocarán en el Primavera Soundgrabarán un LP(grabación en los estudios ACLAM, masterización de Hitmakers Mastering y distribución a cargo de La Cúpula Music) y actuarán en el programa Feeel de Betevé. O’o ganaron tanto en número de votos de público y de jurado, ya que su elegancia, la pulcritud en la ejecución y la sorprendente propuesta intimista enamoraron a los que ya los habían visto en la semifinal anterior y a los que los descubrieron en una velada que de lejos, no olvidarán.