Matthew Herbert, electrónica para todos en la sala BARTS

Matthew Herbert, electrónica para todos en la sala BARTS

Like
462
0
martes, 28 abril 2015
Eventos

Texto: Manel Ferrer
Fotos: Sara Llobet

Enmarcado en el Guitar Festival de Barcelona, el inquieto productor londinense Matthew Herbert se presentó en la sala BARTS el pasado lunes 20 de abril en formato banda para desgranar su inminente nuevo disco “The Shakes”, que verá la luz en poco más de un mes. En esta ocasión el artista dejó a un lado su habitual banda de jazz, con la que pudimos ver al británico en el 40 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona en 2008, bajo el nombre de Matthew Herbert Big Band, centrándose en nueve músicos, Herbert incluido. Teclados, sección de viento, dos vocalistas y hasta guitarra, un increíble despliegue que hizo honores a la reputación de los shows de Herbert.

La presentación del nuevo disco fue tan solo una excusa para montar una gran fiesta y celebrar el 20º aniversario de su debut, que justamente coincide con la publicación de éste. La noche fue un auténtico dancefloor de house futurista y experimentación, donde el artista navegó siempre en un sonido más encarado a la pista de baile, sin dejar al margen su amor por el jazz, eso sí, reinventando y llevándolo a extremos impensables para muchos. Con una originalidad y una gran maestría sampleó todo a su antojo, saxo y trompetas incluidos, creando loops y lanzándolos como le venía en gana mientras ejercía a la perfección de director de orquesta y gentleman a la vez.

Matthew HerbertDespués de un gran inicio con ‘Battle’, el simpático de Herbert se presentó y no dudó en bromear, mientras nos explicaba de qué palo iría el concierto, todo ello con un gran sentido del humor y unos samplers que iba soltando su compañero, encargado también de los aparatos digitales. Del setlist, que estuvo marcado por su nuevo trabajo del que presentó hasta siete de los doce temas que le darán grosor, hay que destacar el corte housero ‘Middle’ con toques de pop veraniego, la pegadiza ‘Strong’ o las sublimes trompetas que junto a un piano exquisito sacudieron ‘Smart’. Todo ello sin olvidarse de “Bodily Functions”, éste fue el otro protagonista de la noche, disco de culto y posiblemente el mejor trabajo del inglés, del que rescató cuatro piezas clave para entender su peculiar pero talentosa carrera.

Los casi diez minutos que se alargó ‘You Saw It All’ nos hicieron viajar por bonitos paisajes de arreglo electrónico que en directo cobraron más fuerza. ‘The Audience’ e ‘It’s Only’ sonaron de maravilla, siendo la última mencionada un experimento, un cóctel de improvisación recordando el remix de Dj Koze. En especial me quedo con ‘Suddenly’, esa intromisión de piano a mitad del tema que suena a ángeles mientras va entrando un discreto bombo para ir in crescendo, mientras el público va entrando en un estado de éxtasis colectivo.

La velada fue un ejercicio de superación musical por parte de cada uno de los músicos que acompañó al talentoso artista, un increíble experimento donde la reinvención de la electrónica es capaz de explorar los límites de la musica, dejando claro que para Herbert no hay género que se le resista y, si fuera así, él lo reinventará.

11

Deja un comentario

XXX