La “Xarxa d’entitats per la República Democràtica del Congo propuso a los organizadores del Mobile World Congress la creación de un espacio abierto al debate y la reflexión entorno al papel y la responsabilidad social de empresas de telefonía móvil en la extracción de minerales necesarios para su fabricación. A pesar de la aprobación de todos los grupos del Parlament de Catalunya, el Ajuntament de Barcelona y la Generalitat de Catalunya, los responsables del Mobile World Congress (#MWC14), no quisieron crear este espacio.

Radio África y scannerFM queremos dar nuestro apoyo a esta causa y a otras campañas como la de “No amb el meu móvil”, que piden que los minerales utilizados en la fabricación de móviles no procedan de zonas de conflicto y que la compra de éstos no contribuya a la violación de los Derechos Humanos en la RD del Congo.

Foto: ‘Señal’, de John Stanmayer, ganadora del World Press Photo 2014. Imagen de un grupo de emigrantes somalíes buscando cobertura para sus teléfonos móviles en la costa de Yibuti. Tomada de noche en el Cuerno de África, la instantánea recoge el intento del grupo de ponerse en contacto con sus familias en una zona donde también se reúnen etíopes y eritreos en busca de trabajo.

 

Música y guerra en RD de Congo. Dos caras de la misma moneda

Aunque Congo tenga una dura historia de guerras y conflictos, la música siempre ha sido un importante motor de cultura a la vez que un gran referente para los músicos del continente. Pero como pasa la mayoría de veces en África, los conflictos predominan sobre la rica vida cultural de sus habitantes y las creaciones que de ella florecen.

La historia de los conflictos de RDC desgraciadamente es interminable. Las razones son múltiples sin embargo destaca el conflicto por la extracción de minerales. Hace más de veinte años que en RDC se extraen minerales imprescindibles para la fabricación teléfonos móviles, pantallas de ordenador, videojuegos y otros aparatos electrónicos. En Congo predomina un mineral llamado coltán y representa un 80% de las reservas mundiales. Las pésimas condiciones de trabajo, denunciadas a nivel internacional, se juntan con los conflictos violentos generados por su extracción causando la muerte de más de cinco millones de personas en los últimos veinte años, la gran mayoría en la conocida como Guerra Mundial Africana, Gran Guerra de África o la Guerra del Coltán, que provocó la muerte de aproximadamente 3,8 millones de personas. Esta trágica cifra convirtió a esta guerra en el conflicto más mortífero desde la Segunda Guerra Mundial.

El horror de la guerra convive con el esplendor de la música, y no podemos hablar de música del Congo sin mencionar la rumba congoleña. Originalmente conocido como “Soukous”, que significa moverse agitadamente en francés (secousse), la rumba congoleña originó como una versión africanizada de la rumba cubana. Durante los años cuarenta, grupos y orquestras cubanas como el Septeto Habanero o el Trio Matamoros tocaron en el Congo Belga, popularizando la música cubana en África.

Antoine Kolosoy, también conocido como Papa Wendo, fue la primera estrella de la rumba congoleña y tal fue su éxito que hasta realizó una tour por Europa y América del Norte junto a su banda, Victoria Bakolo Miziki.

En los años cincuenta, empezaron a ganar éxito las orquestras de más grande formato y así aparecieron grupos como el Grand Kallé et l’African Jazz dirigido por el famoso Joseph Kabasele, el grupo OK Jazz dirigido por Franco Luambo, la Orquestra Afrisia Internacional fundado por el cantante Tabu Ley, y finalmente la cantante M’Pongo Love, conocida por ser de las primeras mujeres que cantaron a contracorriente de una industria musical congoleña dominada por hombres.

Joseph Kabasele con su orquestra Grand Kallé:

http://www.youtube.com/watch?v=u5O3_vtXe2c

Llegados a los años setenta, la rumba congoleña ya se empezó a esparcir por todo África del Este, sobre todo en Kenia y Tanzania, influenciando muchos de los géneros musicales ya creados. Finalmente, en los ochenta se popularizó en Londres y París.

Este es el legado que se ha dejado a muchos músicos actuales. Nos gustaría destacar a:

1.    Baloji

Baloji nace en Congo pero pasa sus años de adolescencia en Bélgica, donde se influencia por otras corrientes artísticas más urbanas como el hip hop y la música electrónica. Su proyecto musical mezcla estilos de soul, afrobeat y rap con algunos guiños a la música congoleña más tradicional.

 2.    Zap Mama

Criada entre Bélgica y Congo, dos países que le crean una identidad híbrida, Zap Mama origina un estilo singular que fusiona música polifónica, acapella y harmonías con afro-pop y canciones tradicionales africanas.

3.  Lokua Kuanza

Nacido en el Este de Congo, el cantautor Lokua Kanza  es conocido por combinar la música tradicional congoleña con un estilo más suave parecido al folk y soul. Canta en varios idiomas, desde el francés, swahili y lingala hasta el portugués e inglés.

4. Konono.1

Ganadores de un premio Grammy, Konono 1. combina instrumentos eléctricos tradicionales como el likembé con voces e instrumentos de percusión hechos a mano con desechos y piezas de chatarra. El grupo comenzó a ser popular en el 2005, debido a su estética rudimentaria, ganándose millones de fans de la música rock y electrónica.

5. Staff Benda Bilili

Staff Benda Billi, que significa en Lingala “mira más allá de las aparencias” es el nombre de este grupo, compuesto por músicos de la calle. Su estilo musical mezcla rumba congoleña con elementos de r&b y reggae. La banda está compuesta por cuatro guitarristas parapléjicos que tocan en sillas de ruedas y una sección de percusión, formada por chicos callejeros.

 6. Alicios Theluji

Congoleña de nacimiento pero criada entre Nairobi y Estocolmo, Alicios Theluji mezcla estilos más modernos y comerciales con la rumba congoleña que tanto la influenció de pequeña.

7. Innoss’B

El joven Innoss’B combina sonidos poperos y comerciales con algunas influencias más tradicionales. Fue uno de los protagonistas del festival de música africana Amani que se celebró el pasado mes de febrero en la ciudad congoleña de Goma y con tan sólo 16 años ha tenido la oportunidad de trabajar con artistas de la talla del senegalés Akon.

 8.   Negro P – DOCTOR L & LE CUBE

No podíamos acabar de completar esta lista sin incluir este excepcional tema  de Electropunk producido por  Le Cube:

 

No dejes de seguirnos en facebook y twitter