El primer gran festival del año en la ciudad condal daba el pistoletazo de salida de forma oficial ayer en el Parc del Fórum con una primera jornada de mucho nivel. Conciertos como los de Nick Cave and The Bad Seeds o el de la islandesa Björk fueron prueba de ello, siendo los dos reclamos de masas en el arranque de uno de nuestro festival más top.

Un día antes y como es de costumbre, tuvo lugar la jornada gratuita también en el recinto del Fórum, donde todo el que quiso pudo disfrutar de grandes directos, como el de los ingleses Spiritualized en el Auditori Rockdelux, muy bien capitaneado por Jason Pierce y los escoceses Belle and Sebastian, tal y como lo hablamos en nuestra crónica de ayer.

En cuanto a las novedades de este año cabe que destacar The Warehouse, un club de electrónica cubierto dentro del mismo festival, catalogado así por la misma organización y que gracias a Ray-Ban y Bowers & Wilkins Sound System traerán cada día un showcase de lo más especial, con un sonido envolvente muy espectacular, que culminarán con dos actuaciones, hoy viernes y el sábado a las 19:30 de Liminal Soundbath, proyecto encubierto de Jónsi, líder de Sigur Rós. Debido a la limitación del espacio os aconsejo ser precavidos e ir con margen de tiempo, ya que no dudamos que estará impracticable en los momentos álgidos.

ambiente---primvera-sound-2018---jueves---3---m63c4370_42492696621_o.png

Dicho esto, vamos a volver a lo que centra nuestra atención en la jornada del jueves. Tras acceder al recinto y como marca la tradición, dedicamos nuestros primeros minutos a pasear por los stands de sellos, libros y música. Una zona en la que nos podríamos pasar mil y una horas chafardeando rarezas y vinilos.

Nuestra (larga) andadura dio comienzo en el escenario Seat para disfrutar del concierto del cuarteto americano Warpaint, las estadounidenses nos demostraron que encima del escenario son incombustibles, sus voces perfectamente unidas entre sí y su manera de tocar cada uno de los instrumentos, provocan una sacudida sin dejarte indiferente. En su directo en el festival repasaron temas de sus cuatro álbumes, desde Elephants al hit más movido de su último álbum “Heads Up” (2016) la alegre y festiva New Song. Todo iba como un guante hasta que en el momento álgido de Drive, unos altavoces dejaron de funcionar provocando que la voz de Emily se esfumara, a pesar de ello, se lo tomó bien, continuó cantando (sin que apenas se la escuchara) y a los pocos minutos quedó solventado para dejarlo como un hecho aislado y dar rienda suelta a la potente Love Is to Die. Después el milagro ocurrió… por primera vez en un festival, tocaron Billie Holiday un tema como la copa de un pino provocando una enorme satisfacción y marcando el directo con una nota más que notable.

warpaint---primavera-sound-2018---jueves---1---m63c4749_27622199887_o

Warpaint

Al acabar nos dimos media vuelta dirección al escenario Mango, el turno era para The War On Drugs, la banda capitaneada por Adam Granduciel, llegaba al Primavera Sound para presentar su reciente álbum “A Deeper Understanding”. In Chains que abre éste, fue la elegida para dar inicio a lo que fue un concierto inmejorable de la banda de Philadelphia. De su último álbum escuchamos varios temas como Nothing To Find o Pain. También dieron cabida a temas de su anterior álbum Lost In Dream, disco con una gran riqueza musical y con temas como Under Pressure o la brillante Red Eyes, sonando genuinas y al más puro estilo The War On Drugs.

Björk le debía una al público del Primavera Sound después de su cancelación en 2012. Hace tres años sí, la tuvimos en el Poble Espanyol, pero en un concierto que no fue nada accesible y mucho menos cercano, a no ser que te hubieras empapado de cabo a rabo de “Vulnicura”, disco que presentaba por aquel entonces.

bjork---primavera-sound-2018---jueves---1---m63c5135_42492696311_o.png

Björk

Acompañada de un septeto de flautas, arpa y sus colaboradores habituales Manu Delago y Björg Brjánsdóttir, la islandesa hizo alarde de su estrambótica indumentaria, nunca exenta de polémica y a las habladurías. En cuanto a lo musical, Utopia” fue el plato fuerte de la velada, publicado el pasado año y dejando grandes momentos encima del escenario. Atmósferas de electrónica sutil con un punto de marcianada. En directo, una gran sección de flautistas y las tres pantallas gigantescas en las que se iban sucediendo diferentes imágenes, con una gran producción y muy pocos guiños a su pasado, pero muy contentos por Human Behaviour.

fever-ray---primavera-sound-2018---jueves---1---m63c5415_42492696001_o

Fever Ray

 

Con mucha rabia nos perdíamos el concierto de Fever Ray, la distancia entre escenarios hacía casi imposible poder ver un poco de cada uno. Optamos por el gran Nick Cave and the Bad Seedsque regresaban cinco años después al Parc del Fórum. Su nuevo disco Skeleton Tree” y que da continuación a su oscuro, pero notable “Push The Sky Away “(2013) dejó muy buen sabor de boca, casi una hora y media de lo más vibrante. Con un Nick Cave muy eléctrico, a sus 60 años sigue imparable ante un público que abarrotó el escenario Mango y que disfrutó del glam de antaño.

nick-cave-and-the-bad-seeds---primavera-sound-2018---jueves---3---nick-cave-m63c5223_27622201147_o

Nick Cave & The Bad Seeds

La interpretación es una de las mejores bazas que tienen los australianos, con un Warren Ellis totalmente pletórico, donde demostró una vez más su versatilidad para tocar instrumentos como violín, flauta, piano o guitarra… Jubilee Street (a pesar de ser de las jóvenes) se ha convertido en un himno de la banda, dejando uno de los grandes momentos del set, con el permiso claro de From Her to Eternity o The Mercy Seat inalterables al paso del tiempo o Red Right Hand que al primer toque de campana vimos lo que se avecinaba, hostiazo claro y directo de la mano del Sr. Cave y los suyos. Con público en el escenario invitado por el mismo Nick Cave dejó una brutal interpretación, dejando al personal más que satisfecho. Concierto que seguro pasará a ser nuestro top de la presente edición.

De pasadilla, y mientras nos hidratábamos, vimos parte del concierto de los escoceses Chvrches, que volvían al festival cuatro años después. Ahora con tres discos bajo el brazo y con la promoción del último titulado “Love Is Dead”, el trío ha cogido ya el rol de gran grupo, prueba de ello era el escenario donde se desarrollaba su directo. Un synthpop luminoso muy bien ejecutado por una Lauren Mayberry que demostró una vez más el potencial de su voz. Miracle, Get Out o Graffiti gustaron y se consagran en el Primavera Sound como una banda que ha dejado de ser pequeña para convertirse en un proyecto más serio.

nils-frahm---primavera-sound-2018---jueves---1---m63c5870_42492697271_o.jpg

Nils Frahm

Por primera vez nos dirigíamos al escenario Primavera With Apple Music ya que el berlinés Nils Frahm estaba ya puesto en materia. El músico hizo un concierto de una majestuosidad y un saber estar muy grande. Su habilidad a los sintes es algo conocido por todos y lo demostró con temas como Sunson o una envolvente Momentum crearon una perfecta sintonía. Una lástima la hora, ya que yo lo hubiera preferido mucho más pronto, las cervezas de más y el ambiente festivo de la gente que no paró de hablar no ayudaron a lo que seguro sería un trozo de concierto en otra franja horaria.

Crónica de Esther Solano y Manel Ferrer | Imágenes de Toni Rosado