#PS14: Crónica del Jueves 29

#PS14: Crónica del Jueves 29

Like
455
1
viernes, 30 mayo 2014
Especiales

El Primavera Sound despertaba a las 5 de la tarde con una cola de gente esperando para entrar como ya es habitual en los últimos años.  El público se iba dejando caer hasta convertir el primer día de Primavera Sound 2014, a simple vista, en uno de los más multitudinarios de su historia. Culpa de ello la tenía un cartel formado por grandes cabezas de cartel como Arcade Fire o Queens of the Stone Age, por bandas consagradas como Real State, Neutral Milk Hotel, Sun Ra Arkestra o Warpaint y por otras tantas de éxito y que despertaban la curiosidad de los presentes como St. Vincent, Disclosure o  Metronomy, entre otros…

Tras una primera jornada movidita, aquí van las crónicas de lo que pudimos ver:

Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 16.44.03

Real Estate:

Con el sol pegando fuerte y miles de personas llenando el escenario Heineken, unos Real Estate sorprendidos por la cantidad de público asistente salían a defender su último trabajo y a dejar claro por qué “Atlas” suena tan bien como lo hace y cuál es el motivo de que lo grabaran en directo. Ahora ya lo sabemos, las largas giras y el proceso de grabación les ha servido para trasladar perfectamente la delicadez de su sonido y sus bellas melodías al escenario… y hacerse de paso con él. Envolventes y cálidos, si tocar tan pronto podría ser un impedimento, ellos consiguieron que fuera todo lo contrario, la mejor manera de empezar la tarde: escuchando temas como “Talking Backwards” o “Hard to Hear“.

Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 16.36.10

El Último Vecino 

El Último Vecino tenían la difícil tarea de abrir la tarde en el escenario Vice, pero sin ningún tipo de miedo salieron a demostrar que toquen a las 6 de la tarde o a las 2 de la madrugada, son capaces de poner a bailar a todo el que les vea, y el jueves lo consiguieron ante un gran número de curiosos que se acercaron para ver como se las traen estos chicos que parecen salidos directamente de un videoclip de pop ochentero.

El look, la música y sobre todo la presencia de Gerard Alegre, cabeza de El Último Vecino, consiguen teletransportarte a es época de camisas extravagantes y colores atrevidos. Los gestos de Gerard son un importante atractivo de sus conciertos, un complemento a toda la puesta en escena que cuadra a la perfección con sus canciones.

The Ex.

Escenario ATP Con los últimos rayos del sol aparecieron The Ex sobre un escenario que no tardaron en convertir en su particular campo de batalla o, por qué no decirlo, en el jardín de su casa holandesa. Sólo había que verlos en el ATP, disfrutando como niños pequeños, como si no pesasen ni por un momento las más de tres décadas que llevan a sus espaldas en las que, con el punk como punta de lanza, han sabido evolucionar hacia nuevos sonidos como el jazz o la música étnica en todas sus vertientes. Buena muestra de ello fueron los más de cuarenta minutos en los que dieron rienda suelta a su energía y ferocidad, haciendo sonar temas de trabajos como “Dizzy Spells”, “Catch My Shoe” o el reciente “Enormous Door” con un Arnold de Boer en sustitución de G. W. Sok. que estuvo a la altura de la velada. Cómo no van a tener un Festival con su nombre si viéndolos no hacen más que confirmar la leyenda que sacuden de sus espaldas a base de guitarrazos y sudor añejo.

Antibalas 

Otros que pusieron el Fòrum patas arriba fueron esta formación de afrobeat llegada desde Brooklyn y que pisaba por primera vez Barcelona, en un show que fue creciendo a base de ritmos africanos que se repetían en canciones de más de 10 minutos en las que cada instrumento iba añadiendo su discurso hasta convertir el tema en una auténtica fiesta. Un grupo con una sección de vientos, percusión, guitarras…y un frontman llevando el paso en cada momento; realmente un buen ejemplo de como dar vida y explosividad a cada melodía.

Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 16.35.49

St. Vincent

Igual que la primera vez que escuchamos su último álbum, la entrada triunfal de Annie Clark anoche abriendo igual que lo hace el disco, con “Rattlesnake“, dejó ya noqueado a más de uno tan sólo subirse al ring. Y no es de extrañar, ya que la cantante se ha convertido en una artista completa a la que una escalera y un juego de luces tirando a simplón le basta para hacernos vivir una experiencia de lo más teatral. Un cambio en el que seguro que el amigo David Byrne tiene mucho que ver, ya que desde su particular outfit futurista hasta las coreografías minimalistas, los gestos y las miradas de anoche tenían un significado, todo estaba estudiado y las canciones eran el guión sobre el que se basaba la obra. Un guión en el que su último disco era el protagonista indiscutible pero en el que no faltaron secundarias de peso como “Cruel” o “Cheerleader“. ¿La mejor escena? “I Prefer your Love” y Annie tirada en las escaleras. Sublime.

Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 16.38.00

Queens of the stone Age.

Si lo que buscabas ayer era rock’n’roll, el escenario Heineken a las 23:00 era sin duda the place to be. Cabezas de un cartel de lo más variopinto, Queens of The Stone Age arrasan con cualquier fiesta a la que se les invite y ayer se habían propuesto reventar las cabezas de todo hipster habido y por haber en el fórum. Pese a ser consciente de ello y de haberlo comprobado en infinidad de ocasiones, el giro musical dado en su último disco hizo que a última hora las dudas se apoderaran de mi y de más de uno, todo, hasta que aparecieron directos a la yugular: “You Think I Ain’t Worth a Dollar But I Feel Like a Millionaire” y ya estaba todo dicho. A partir de ahí los movimientos sexys de Homme y un setlist basado sobretodo en “…Like Clockwork” y en el gran “Songs for the Deaf” hicieron que la locura se desatara a diestro y siniestro. Y es que hay que ir con cuidado, porque las reinas de la edad de piedra no se andan con chiquitas y ayer pusieron las cartas sobre la mesa: aunque sean amigos de Elton John y de su piano continúan siendo los tíos más duros del barrio.

Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 16.36.50

Arcade Fire

Justicia. Esa es la palabra que se nos viene a la cabeza recordando el concierto que los canadienses ofrecieron ayer en el escenario Sony del PS’14. Justicia porque dos horas de concierto sin bajar los brazos tan siquiera para refrescarse bien merecen ser aplaudidos. Arcade Fire, la primera banda que conocimos en ocupar la cabeza del cartel de la edición de este año ofrecieron ayer un show al alcance de muy pocos, y más si hablamos de un festival multitudinario como el que nos ocupa. Diez años después de su primera actuación en el Primavera Sound con “Funeral”, el que para muchos continua siendo uno de los mejores discos de los últimos tiempos, la banda multitudinaria volvió al Parc del Fòrum con la etiqueta de estrellas internacionales que tan bien se han ganado a lo largo de los años y disco a disco. La actuación de ayer fue un repaso exhaustivo a los hits más grandes del grupo, sin dejar tiempo al público para respirar. Desde “Reflektor”, temazo con el que abrieron hasta “Wake up” para cerrar, la sucesión de canciones no hacían más que poner la piel de gallina a los presentes. “The Suburbs”, “Reflektor”, “Rebellion”, “No cars Go”, “Keep the car running”, “Haití”, “Ready to start” y fueron algunos de tantos hits con los que la banda ayer dio un golpe firme y contundente sobre la mesa, tan fuerte que en El Eixample se detectó un seísmo de grado 5.

Charles Bradley 02 Eric Pamies

Charles Bradley 

Increíble. Pocas palabras pueden definir mejor un concierto de este hombre. Increíble que con 65 años se pegue esos bailes y esos saltos que no se pegan la mitad de grupos de treintañeros, increíble voz de esas que te dejan con cara de “what the fuck!” y una banda que asusta! 100% recomendable el show de este hombre que nos dio una lección de soul en pleno siglo XXI.

Bradley saltó al escenario con su vestimenta blanca (calavera brillante alada en la parte trasera) tras ser presentado por la banda, que estuvo tocando unos minutos antes de que el saliera, ya en ese momento quedó claro que no nos defraudarían. Ya con Charles en el escenario empezaron a desengranar temas como “The World (Is Going Up In Flames), “Confusion” o “Why is it so Hard”, un tema que podría ser una autobiografía de su vida. Más tarde Charles desaparece y deja paso a la banda que nos vuelve a deleitar con solos de guitarra con el mítico sonido “wah wah” tan usado por Hendrix y con una sesión de vientos de nivel. A la vuelta, Charles regresa de negro y nos deleita con alguno de sus saltos y con más temas que hacen bailar a todo el personal con ese sonido tan sexy que caracteriza su música.

Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 16.36.38

Disclosure

Da gusto ver como la chavalada crece sana y lozana y que con 10 años menos que tu te dan una lección de house y UK Garage, tanto para los familiarizados con la materia como para los recién llegados a las pistas de baile ( puedes cambiarlo por ” a esto del tunantismo”). Los hermanos Guy y Howard Lawrence, de 23 y 20 primaveras respectivamente, han conseguido llevar bien alto el estandarte del sonido inglés de baile, ofrecerlo a las masas y hacerlo con soltura y buen gusto. Y además atreverse con un verdadero live, no un fake de un dúo parapetado detras de dos laptops u otra parafernalia – que es lo más habitual y fácil (vease Justice, por ejemplo) – si no lanzando gran parte de las bases, pads y teclados en directo. Incluso tocando el bajo cual negro virtuoso o golpeando una bateria electrónica a modo de Safri Duo pero sin merecer una patada en la boca. Despacharon su ristra de hits encabezados por “Latch”, “White Noise”, el remix de “Running” de Jessie Ware o “Help me Loose my Mind” y pusieron al Primavera a gastar zapatilla.

 

One Comment

  1. Jordi says:

    Buena crítica ostias! Ya era hora encontrar algo de calidad en lo que se comenta. Gracias

Deja un comentario

XXX