Pere Espinosa y Doctor Freud se han reencontrado después de las fiestas; estaban absolutamente confundidos y tiritando de frío, ya que tienen la extraña idea de que todo el país va a amanecer con un manto blanco de nieve los próximos días. Entretanto, se pierden en sus fajas mentales recordando el bailoteo de la mariposa; recuperan el aprendizaje de las vocales a ritmo de autos de choque y como siempre nos sorprenden con algún que otro temazo de la factoría Psico-Ritmo.