Se estrenaron en Primavera Sound en 2013 y ahora, Daughter regresa para presentar ‘Not To Disappear‘, trabajo que el trío londinense viste con un folk doloroso y sutilmente electrónico.

En la rueda de prensa previa a su concierto en el escenario Heineken nos han explicado que su primer paso por el festival, en 2013, fue la ocasión en la que actuaron ante más gente. También han hablado de la importancia que le dan a los vídeos que acompañan a su nuevo trabajo o que han sido víctimas de los retrasos aéreos que están afectando a muchos artistas en la edición de este año: “siempre que tenemos problemas con el transporte, el concierto suele ir bien y esperamos que así sea hoy,” explicaban. Y así ha sido.