S.O.S.4.8.La.Crónica.

S.O.S.4.8.La.Crónica.

Like
627
0
sábado, 11 mayo 2013
Recomienda

Ahora sí, habiendo aparcado un ciclón de emociones tan distintas, se puede hacer una valoración razonable de lo que ha sido el festival. Dejando claro como tesis principal que, por lo que cuesta y el cartel que se trae, no asistir está muy cerca de los límites de la ilegalidad.

*Crónica por Darth Mike

Después de unas cuantas horas de carretera, como el 80% de los asistentes que venían de todos los extremos de nuestra geografía, llegamos al recinto donde se celebró el S.O.S 4.8, en Murcia. La primera impresión fue la de un bullicio exageradamente adolescente preparándose en el parking del Eroski con litros y litros de alcohol. Mucho short, mucho sombrero amish y mucha tontería. Pero en plan bien. El primer día ya se presentaba potente, y después de plantar el campamento base en el antiguo estadio de la Condomina (viejismo pero con carisma festivalero) nos dirigimos con el equipo al epicentro del sarao. En resumen de vista rápida: 3 buenos escenarios (pequeño, grande, Épico), un edificio que alberga la parte cultural del festival, servicios y chiringuitos más que aceptables y wifi gratis para todo el mundo. Es broma. Así que solo llegar, la primera prueba de la noche era para Kakkmaddafakka que empezaron con una buena canción, amena, alegre. Del resto no tengo ni idea porque salimos cagando leches del escenario principal. Aprovechamos la oportunidad para montar un pequeño espacio para realizar las entrevistas que publicaremos durante los próximos días, así que agradecemos a Kakkmaddafakka su colaboración.

KakkmaddafakkaFoto por Chema Helmet

Uno de los primerizos con nota fue Begun, del cual esperábamos con incontinencia desde hacía tiempo. Un Live 50/50 con temas propios inéditos y música de otros. Una propuesta audiovisual que huye del Vj para crear una relación más orgánica entre vista y oído. Viajamos desde los bajos BPM’s por pasajes Goldpanderos a sonidos Talabot para ir subiendo y subiendo y acabar en un contagioso baile final. Una mezcla de sonido modernico que de repente se fue hacia U.K. mediante Bass music, voces R&B y que se paró en el garage animando más y más el asunto. Un buen preámbulo de a dónde puede llegar Gunsal cuando ya disponga del material necesario para hacer un live completo con cocina de autor. A seguir muy detalladamente en el Sónar.

El primer plato fuerte de la noche venía con The XX presentando un directo que ha marcado el 2012 y que este año espera plantarse en cualquiera de los festivales grandes que se les pongan por delante. Un directo intimísimo y excesivamente lento para las revoluciones del personal que asistía al festival, pero cuya calidad atrapó a los que se encontraban en el escenario más grande. Nada que explicar (hay que verlo) sobre este show que combina un sonido que bebe de mucho folk & rock y que Jamie XX se encarga de llevar al terreno electrónico creando, en conjunto, algo muy grande y consistente. Bravo por ellos. Y por los fans que plagan cualquiera de sus bolos, que parecen ya los little monsters de Gaga pero con una X estampada en el pecho. Luego poblaron el escenario Bloc Party, el bandón. Todo perfecto. Nada que añadir.

the xxFoto por Chema Helmet

Cambio de escenario, todos al escenario medio porque se ve que estaba John Talabot llevando un paso más allá el directo que el año pasado ya paseó por bastantes plazas. Un tracklist basado en fin con una capacidad de apoderarse de almas sobrecogedor. Temas destacados del disco como So will be now o Destiny que ponen la piel de gallina al escucharlos en directo. Porque señoras y señores, esto es un live. Donde de realmente están pasando cosas y donde de verdad lo que ves es lo que oyes. Creo que aquí está uno de los secretos de este espectáculo que no utiliza ningún truco ni distracción para sumar puntos. Ahí están Talabot y Pional con sus cacharros transportando a quien se ponga en medio hacia un mundo selvático y retro con voces que parecen espíritus. Mencionar aquí los últimos quince minutos del directo que, esperemos sean premonitorios de lo que podemos esperar más adelante de JT. Un Destiny que, como siempre, dejó a la gente sin palabras pensando en que, joder, menudo temazo tenemos la suerte de vivir en días tan complicados como los nuestros. Seguido por un tema inédito que duró 8 minutos y que empieza con un sampleo muy de Homework pero que va evolucionando hasta que la gente se vuelve literalmente loca desatándose al baile sin control. Un chispazo final que nos lleva de golpe al proyecto que empezó Talabot en su día con Sidechains y que se llama The Requesters. Queremos más de eso. Mucho más.

john talabot pioalFoto por Arturo de Lucas

Después de recoger del suelo a algunos amigos que aun no habían visto el JT Live me dirigí al edificio de prensa para realizar más entrevistas, sentenciándome así a muerte por perderme el set de DJ2D2 que queda pendiente para otro momento. Una mezcla de Dj y Vj que ahora mismo no tiene clones y que alguien con tal serenidad y honestidad brutal se dedica a regalar al público. Se merece estar en cualquier top por su trabajo, talento y humildad. Pero en los festivales no hay tiempo para lamentarse, así que reaccioné rápido y el siguiente paso se llamaba: Modeselektor. “¡Uau!”. Pensé. Pero las cosas no son siempre como imaginas, y menos cuando hay escenarios de por medio. No se les puede reprochar que tienen material para cerrar un show enorme, y encima acompañado por buenos visuals. Pero se espera mucho más de alguien que está moldeando el presente y futuro del sonido. Y el directo se queda muy corto. Temas que suenan igual que en el disco, con algunas filigranas resultonas que te quitan el hipo de golpe, pero que no transmiten la emoción de quien los ha creado. Tomen nota de JT y vuélvanse a sentar. Que la leña ya la tienen. Y es de la que quema rápido y con mala leche. Pero bueno, qué les vamos a reprochar si igualmente estuvimos más de una hora saltando. Y ya para finalizar Fast Food para la plebe en forma de Go Mad & Monster y Elyella, que a esas horas la gente no está para pedir matrimonio.

ModeselktorFoto por Karlangas Hardrugs

Y nada, dormir un par de horitas en la 2 seconds y a levantarse con la llegada del sol de media mañana porque, ya sabéis todos por experiencia: Acampada + Festi = MAL. Pero como decía al principio… qué coño, estar rodeado de gente con tantas ganas de jarana sin ninguna pared de por medio también tiene su carisma. Además, poder disfrutar en primicia de la meca del Postureo en pleno apogeo… eso ni con dinero se paga. Así que sacrificando salud e higiene personal afrontamos un segundo día sin nada que envidiar al primer cartel. El epic fail de este día fue perderse a Gaizka Mendienta, una de las razones principales por las que fui al S.O.S. A ver si lo invitan al Sónar.

El tema era hacer tiempo y picar un poco de escenario en escenario hasta que llegara Justice Dj Set. Así que eso hice con Suicide of Western Culture, Lori Meyers, M83… y blablabla Justice. Llegó el momento. Busy P les había pasado el tracklist, los cds, las chaquetas y hasta las cervezas. Así que empezaron con el remix de 2001 Odisea (que por cierto, al próximo que empiece con esa me largo del recinto) para poner seguidamente un tema suyo y recordarte que los que empezaron con esto de Petarlo fueron ellos. Y a partir de aquí edits, remixes de sus canciones, recopilatorios y temazos. Algún guiño a lo que en su día era Justice Dj Set (canciones antiguas, descataloguismo, disco, francés, electro, gusto exquisito, etc.) y alguna cagada de las gordas para amenizar los cotilleos de las siguientes horas. Sí amigos, es lo que hay. Y lo hicieron de maravilla. Realmente parecían tener la cabeza más en el Mundial o en la Eurocopa que en saber en qué parte del mapa se encuentra Murcia. Aunque, joder, son Justice, qué más da. Al único que, seguro, le importó fue al técnico de sonido.

justice

Al terminar, entre “menudo filtro se han cascado de medio minuto” y “creo que el del bigote no era él”, llegó El Hombre. El megahype (no me extraña con todo lo que ha parido ya) Vitalic presentando VTLZR. Sólo quiero decir antes de empezar que a partir de ese momento todo en el festival tenía esa terminación. El desayuno pasó a llamarse cafetizer, la copas cubatizer, los lavabos baterizer y así hasta el infinito. Y con razón porque el espectáculo que se cascó Pascal Arbez fue Brutalizer (una de esas ideas robadas al vuelo de entre el público que tienes a medio metro). Un sonido increíble, y cuando digo increíble me refiero a bajos desde el tórax hasta la ingle, bombo en el pecho como si te lanzaran una pelota de baloncesto y medios y agudos que caían cual napalm ardiendo. Además de esto súmale todos los temas que lleva Vitalic en la cartera del bolsillo trasero del pantalón y ya te mueresizer (véis, usarla de esta manera no vale). El tema de VTLZR era sobretodo por el rollo de los visuales, que sólo eran luces y lásers pero que hicieron que todo fuera increíblemente espectacular. Y bueno, había un teclista y un batería que mejor no comentar. La única cosa que te venía la cabeza al terminar tal barbaridad era: “a quién le tocará el papelón de pinchar ahora”. Así que, aquí sí que ponemos nota, un nuevaco para Vitalic que nos ofreció la estrella del festival.

vitalicFoto por [musicazul]

Después Addictive TV con una propuesta de sesión mashupera con proyecciones de pelis freaks, y todo el currazo audiovisual que supone. Muy 2many. Pero debido a la programación, la gente ya estaba extasiada después de subir el Tourmalet con VTLZR así que no lo tuvieron nada fácil. Ah, y The Warriors en el pequeño. Fin.

Y hasta aquí lo que ha sido este año el S.O.S. 4.8. Buena nota para la organización (el próximo año cervezas en prensa. Va.) y para el cartel, que ha decidido hacerse amiguete de todos esos amantes de la electrónica que vivimos en la oscuridad de nuestras ciudades. Lo más destacado de todo sería una (muy) seria combinación de la electrónica más de primera línea y bandazas de Rock que también lo están petando. Algo muy Optimus Alive de Lisboa (hace tres años, no sé ahora). Y también mencionar que en el asunto cultural también se curran lo suyo, ya que tuvimos a bastante tropa de Muchachada haciendo shows, Noguera & Vengamonjas, etc. Así que la propuesta no era sólo de pegatina sino que realmente intentó acaparar la atención de la gente con personajes de interés. A destacar también los pantalones de rayas blancas y negras que son el postureo del verano junto a Kakkmadafakka. Pero bueno, eso ya es arena de otro Arenal… así que en definitiva, un gran festival, muy económico y en el que si te lo montas bien sales más contento que de las rebajas de H&M.

Foto de portada por Chema Helmet

sos48_g

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
XXX