El psicólogo Guy Winch publica un libro “Emotional First Aid” donde nos propone una forma muy curiosa y muy acertada de ver esas heridas o accidentes emocionales que sufrimos de vez en cuando. ¿Verdad que te pones una tirita (curita) cuando te haces un corte o te tomas antibióticos para tratar una infección?! Cuando sufrimos algún tipo de “herida emocional”, en cambio, esperamos que se cure sola. Las heridas emocionales pueden ser tan reales como las físicas. En el episodio de Somos Increíbles, nuestro psicólogo, coach y experto en inteligencia emocional te presenta 7 maneras de practicar “Primeros Auxilios Emocionales”. Disfruta del podcast. Gracias por compartir.

1. Presta atención a tus síntomas de dolor emocional: reconocer las primeras señales y ponerse manos a la obra para tratarlo antes de que sea peor. Si los efectos o las consecuencias de un rechazo, de una pérdida, de un fracaso … el mal humor, la irritabilidad, la tristeza, la angustia; son señales de que has sufrido una herida.

2. Re-conduce tu reacción visceral cuando fracasas. La naturaleza de las “heridas emocionales” lleva a que fácilmente una “herida emocional” lleve a otra. Por ejemplo, fracasar en algo puede llevarte a que te fijes más en lo que no puedes hacer que en lo sí eres capaz de hacer. Una manera de ponerle un “stop” a esa reacción visceral de enfado con uno mismo y de tristeza (e incluso culpa) es ignorar deliberadamente tu sentimiento de desmoralización hacer una lista de las cosas que si puedes controlar y si dependen de ti para la próxima vez. ¿Qué voy a hacer diferente o mejor la próxima vez que lo intente?

3. Monitoriza y protege tu autoestima. Cuando te sientes como una mierda.
La Autoestima es como un Sistema Inmunológico Emocional que refuerza tu resiliencia y te impulsa fuera
del dolor emocional. Una manera de “curar” tu autoestima dañada es practicar con un truquito de la psicología cognitiva. Imagina que un buen amigo/a esta sintiéndose fatal consigo misma y que tiene la autoestima por los suelos
y que de alguna manera quieres ayudarle. Entonces escríbele un mail para animarlo y subirle la autoestima.

4. Cuando los pensamientos negativos son los dueños del lugar, échalos con distracciones positivas. La mejora manera de parar esa “rumiación” tan poco saludable es distraerte con actividades o tareas que requieran tu atención.

5. Encontrar sentido y utilidad en la pérdida. Perder es parte de la vida. Pero perder puede herirnos de mala manera y bloquearnos. Puede ser duro, bueno seguro que será duro, pero piensa que puedes ganar (o haber ganado tu) de esa pérdida. ¿Que oportunidad te está brindando esta pérdida?.

6. No dejes que la culpa te encarcele durante demasiado tiempo.
La culpa, sentirse culpable puede ser útil. En la dosis adecuada te puede impulsar a hacer algo para solucionar !
Una manera de practicar unos “primeros auxilios emocionales” para la culpa excesiva es directamente pedir perdón. !
tu disculpa debe centrarse menos en “porque lo he hecho” y más en como se ha visto afectada la otra persona. Es más fácil perdonar a alguien cuando sientes que verdaderamente entiende el daño que te ha hecho. !

7. Date cuenta de qué “tratamientos para heridas emocionales” te funcionan mejor.!
Presta atención a que “primeros auxilios”, que prácticas emocionales te ayudan mas a lidiar con las
“heriditas emocionales”.

Ser capaz de practicarse estos “primeros auxilios emocionales” es una forma de cuidar de ti mismo y de aumentar tu nivel de Salud Emocional, y por supuesto te ayuda a ser un poquito más increíble.