Spoon: confluencia de estilos en la sala Apolo

Spoon: confluencia de estilos en la sala Apolo

Like
624
0
viernes, 17 noviembre 2017
Eventos

Al grupo liderado por el carismático Britt Daniel nadie puede cuestionarle el empeño y esfuerzo en mantener a rajatabla el alto nivel creativo desde su creación en 1996. Después de editar nueve álbumes, Spoon jamás ha dado un paso en falso, grabando siempre un repertorio brillante, y asimilando diversos estilos y sonidos de forma coherente y ejemplarizante. Sus canciones aúnan patrones sonoros rock, pop, soul y funk formando un collage sonoro muy personal, con identidad propia. Su música es directa, enérgica y honesta, nunca petulante ni artificiosa, y su directo engrandece aun más sus composiciones. En su último álbum “Hot Thoughts”, los sintetizadores aparecen en primer plano y se vislumbra un acertado viraje hacia lo electrónico, con temas como “Can I sit next to you” y “Do I have to talk you into it” con una base rítmica muy marcada.

Su setlist en la sala Apolo trazó un amplio recorrido por lo mejor de su repertorio aparcando incluso algunos hits, y transmutando estilísticamente a cada canción. La magistral interpretación de base soul de “I turn my camera on” y el eléctrico final de “My mathematical mind” fueron dos buenos ejemplos de pericia y sabiduría, con infinidad de matices y gestos, de ejecución impecable. Todo en ellos es coreográfico, con un Britt Daniel exultante, tanto en la guitarra como con su característico tono de voz, siempre sonriente y comunicativo, absolutamente cómplice con el resto del grupo. Los instantes gloriosos fueron tantos que resulta difícil reseñar unos más que otros; aunque la preciosa y calmada melodía de “I ain’t the one”, introducida mediante un hechizante preludio, con Britt Daniel cantándola completamente estirado en el suelo, fue posiblemente una instantánea memorizable. Como también el cierre del concierto con “Don’t make a target”, el clásico “The underdog” y “Rainy taxi”. En los bises, su líder a la guitarra en solitario noqueó con “I summon you”, para después deleitarnos con las poderosas “Pink up” y “Hot thoughts”, joyas de su último disco.

Sin duda, fue una impresionante exhibición de talento. Pocas veces forma y contenido contienen tanta belleza.

Crónica de Oscar Escabia | Imágenes de Ignasi Trapero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
XXX