St. Vincent en la sala Apolo: art-rock de alto voltaje. Crónica y fotos del concierto.

St. Vincent en la sala Apolo: art-rock de alto voltaje. Crónica y fotos del concierto.

Like
732
0
jueves, 27 noviembre 2014
Eventos

Texto: Manel Ferrer
Fotos: Toni Rosado

Lo del martes pasado en la sala Apolo fue muy grande, me atrevo a decir que es uno de los mejores directos que han pasado por nuestro país este 2014, y el mejor para el que firma estas líneas. Lo de St. Vincent encima del escenario fue un show sensorial, enigmático y no apto para mentes cerradas. Las siempre jodidas solapaciones de los festivales hicieron que tan solo pudiera ver tres temas en su último paso por la ciudad condal. Aquel día en el Primavera Sound me prometí que no fallaría la siguiente vez que se acercara por Barcelona y el regalo que ayer nos hizo Annie Clark fue de escándalo, un concierto más íntimo y cercano, lejos de las grandes masas y aglomeraciones que conlleva un gran festival.

St. Vincent - 4Mil adjetivos buenos podría aplicar sobre lo vivido el martes en Barcelona y aun así me quedaría corto. Enfundada en unas medias rotas, tacón alto y un vestido que hacía honores a ella misma, saltó al escenario acompañada de unos solventes teclados, de su amiga Toko Yassuda también a los teclados, bajo y coros y un notable batería. Su art-rock y pop barroco fue llevado al límite desde que abrió el concierto con su genial ‘Rattlesnake’, un inicio con guiños electrónicos acompañados de movimientos marcianos, coreografías y pequeños pasos hacia atrás que marcaron toda la actuación.

St. Vincent - 5Costó no bailar al ritmo del funk sintético que transmite ‘Digital Witness’ y rápidamente se dejó llevar por el repertorio de sus trabajos anteriores, cuatro si contamos “Love This Giant”, grabado junto al compositor David Byrne. No se hicieron esperar temas como ‘Cruel’, ‘Cheerleader’, o ‘Chloe In The Afternoon’, con la que el hedonismo y la oscuridad por momentos recordaba a Beth Gibbons de Portishead. Los riffs de guitarra me llevaron hasta Jack White y la extravagancia y el magnetismo que desprendía eran dignos del grandioso David Bowie, parecidos que se le podrían atribuir a la neoyorquina, quien no bajó el nivel frenético y altamente explosivo a lo largo de la hora y media que duró la actuación. ‘Severed Crossed Fingers’ y ‘Every Tear Disappears’ sonaron de diez y ‘Cheerleader’ convirtió el Apolo en un bonito paisaje sonoro, donde era fácil viajar por frágiles texturas de corte precioso si cerrabas los ojos y te dejabas llevar.

St. Vincent - 7

Por otro lado, la de Brooklyn sorprendió incluyendo en el set list Sparrow’, corte incluido en su nuevo EP “Pieta” que se publicará en formato 10” y verá la luz este próximo viernes durante el Black Friday del Record Store Day, teniendo este tema una muy buena aceptación entre el público. La recta final vendría marcada por cuatro temas de su último álbum, entre los que cabe destacar la potente ‘Birth In Reverse’ y ‘Bring Me Your Loves’pura furia y actitud punk marcada por un folk intimista y juguetón.

St. Vincent - 1

Pero si creíamos haberlo visto todo, nos quedaban unos bises frenéticos. ‘Krokodil’ fue un soplo de éxtasis distorsionado con una Clark revolcándose por el suelo mientras se desfogaba llevando su guitarra al límite, de milagro no quemó las cuerdas. La encargada de cerrar la velada sería una potente ‘Your Lips Are Red’, final apoteósico donde la chica, a hombros de un miembro de seguridad, se dio un baño de masas y se paseó entre el público exprimiendo de nuevo sus cuerdas. Los riffs descontrolados pusieron el broche de oro a una noche mágica y seguro irrepetible.

Mira la fotogalería completa del concierto de St. Vincent en el Flickr de scannerFM.

St. Vincent - 11

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
XXX