A mediados de la década de los 80, cuatro jóvenes de clase media de Hull inundaron las Islas Británicas (y parte de Europa) con melodías pop y finas letras, basadas en la cristiandad, el marximo y la vida de a pie. Estos cuatro chamacos erán The Housemartins que, liderados por Paul Heaton, hicieron bailar durante apenas un par de años a una juventud cansada del hedonismo “made in Morrissey“. Hoy revisamos la trayectoria de una de las bandas fundamentales del pop británico de mediados de los 80.