Robert Hales es el director del oscuro nuevo videoclip de nuestro querido Jack White.

Ideado y llevado a cabo en menos de 24 horas, el trabajo está rodado en el bar del hotel Oxford de Denver con un solitario Jack White ahogando sus penas en la barra mientras la camarera le mira impasible desde el otro lado.

En las imágenes también aparece la artista Scout Pare-Phillips.