Canción actual

Title

Artist


Buzzcocks en la sala Apolo: punk’s not dead!

Escrito por el 30/03/2015

Texto: Manel Ferrer
Fotos: Toni Rosado

Contundente y explosivo el paso de Buzzcocks por la sala Apolo de Barcelona el pasado martes 24, la banda liderada por Pete Shelley y Steve Diggle no necesitó más que noventa minutos y una veintena de temazos para reivindicar y defender el lema: Punk’s Not Dead! Frase que forma ya parte de la historia y que tantas veces hemos oído. Y es que el punk de la banda de Manchester, más que muerto, está muy vivo.

Con un gran disco en casi una década, Buzzcocks por fin pone continuación a Flat-Pack Philosophy (2006) y es que The Way (1-2-3-4 Go! Records, 2014) es un punto y seguido casi perfecto, producido en gran parte por Dave M. Allen (Depeche Mode, The Cure), entre otros, el disco ha sido para muchos expertos uno de los mejores en la trayectoria de los británicos.

Buzzcocks en la sala Apolo

Que nos hayan tenido a dos velas durante ocho años en lo que a nuevo material se refiere, contrasta con el buen resultado de este nuevo disco y el potente directo que los de Shelley siempre llevan a cabo, y es de admirar que conserven esa energía y actitud cuatro décadas después de la formación de la mítica banda. El hecho de no haber parado de girar por todo el mundo en todo este tiempo les da una experiencia solo al alcance de muy pocos, disfrutando casi de una segunda juventud como gozaron de su gloria lustros atrás.

Buzzcocks en la sala Apolo

Como si hubieran escuchado las plegarias de muchos de los asistentes, el setlist lo abriría «Boredom», tema convertido en hitazo de unos primerizos Buzzcocks que en el 1977 grabarían su primer EP Spiral Scratch y que abrió un repertorio con base revival y un total de siete temas del nuevo trabajo, de las que hay que destacar la que abre «The Way», «Keep On Believing», «Third Dimension» o «It’s Not You» entre otras, esta última de una oscuridad más del post punk de bandas como Devo o TV On The Radio.

Buzzcocks en la sala ApoloCon el público entregado desde el inicio del concierto, no tardaron en hacerse los primeros pogos que llegaron para quedarse a lo largo de todo el show, con Shelley y un Steve Diggle sublimes, asumiendo en todo momento el peso de la actuación. No hubo ni un momento para coger aire y fuerzas para afrontar el repertorio que nos estaba sacudiendo, una hora y media sin pausas ni mucho que decir, en el que la banda de Manchester fue a por faena, con una solvencia más que notable. «Autonomy», «You Say You Don’t Love Me» sonaron frescas y «Promises» nos mostró la cara más rockera del cuarteto. .

.

Buzzcocks en la sala Apolo

Buzzcocks en la sala Apolo

Con una perfecta ejecución, otra vez aquí de la mano de un Steve Diggle sublime a las cuerdas, llegaríamos hasta «What Do I Get», tema que nos llevaría a unos bises increíbles: «Harmony In My Head» sería la primera de tres temas, destacando cómo no «Ever Fallen In Love», pieza de culto que hizo enloquecer a todo el Apolo y en el que nadie pudo resistirse a tararear el pegadizo estribillo (“Ever fallen in love with someone, ever fallen in love, in love with someone? Ever fallen in love? In love with someone, you shouldn’t of fallen in love with?»). Momento apoteósico, de esos que recordarás por mucho tiempo. Y ya para cerrar, «Orgasm Addict».

Ellos siguen agrandado su leyenda y con conciertos como este tenemos Buzzcocks para rato.

Punk’s Not Dead!

Buzzcocks en la sala Apolo


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.