¿Quién dijo que la oferta festivalera de la ciudad condal había llegado a su tope?. El Cruïlla Barcelona demuestra en su sexta edición que todavía hay un hueco para los amantes de la música sin etiquetas y del buen ambiente. Porque aunque todos hayamos pasado por el fórum en innombrables ocasiones, el Cruïlla consigue darle un giro de tuerca al concepto aportando su personalidad y savoir faire a esta cita estival que ya suma todos los puntos para convertirse en clásica.

Si lo que buscas es una foto en la revista de música/tendencias de turno, Cruïlla no es tu lugar. Pero si lo que quieres es disfrutar relajadamente de una selección musical sin prejuicios, no puedes perdértelo.

¿Quién hubiera dicho en sus inicios que acabarían teniendo más de 31.000 asistentes dispuestos a pagar por artistas tan dispares como James Morrison o Fermín Muguruza?.

Pues funciona. Una treintena de grupos divididos en dos jornadas, se reparten en 4 escenarios siguiendo la filosofía de menos es más.

Viernes 5

cat power cruïlla music live grunge chan marshall rock barcelona

El viernes a las 19:30Cat Power abría la veda. Con un mar de sentimientos encontrados, me dirigí al escenario Deezer para poder salir de dudas. ¿Qué hará Chan hoy?. Después del angioedema que la obligó a cancelar su anterior cita,  y de un cambio de imagen radical que la hace parecer Billy Idol en las distancias largas (de lo que ella misma se mofa en su instagram), era de esperar que todos estuviéramos expectantes por ver qué iba a ofrecernos. Tímidamente y con una voz frágil y delicada, empezaba con una versión más ralentizada si cabe de su gran The Greatest, para continuar con lo que fué un repaso casi íntegro de su último y regular disco:  “Sun”.

Si alguna vez sufrió pánico escénico, todavía no podemos decir que lo haya superado…pero está en ello. Chan no es la reina del baile, ni mucho menos, es la freak que se esconde mientras fuma con sus amigos, la que necesita el apoyo de ellos para sentirse cómoda.  Y así, tema tras tema, el calor del público fué acercándola al lugar dónde todos deseábamos verla.  Su simpatía y las pocas concesiones que hizo, destacando su genial Metal Heart y esa versión de la mítica Shivers, fueron las responsables  de que la jornada empezara con una sonrisa en la boca.

rufus wainwright cruïlla barcelona rock pop alternative live show concert

Así, nos fuimos rápidamente a ver a Rufus Wainwright. Después de hacer callar al público, cosa que a muchos no gustó, el canadiense exhibió sus dotes vocales acomapañándolas tan sólo de piano y guitarra. Más que suficiente.

Quizás su concierto fué el que más fuera de lugar estuvo  dadas las circunstancias, pero los que callaron y escucharon sin duda pudieron degustar las delícias de su elegante pop. Going To A Town, Cigarretes & Chocolate Milk o esa gran Halellujah de Leonard Cohen sonaron como sí estuviéramos en el auditorio más íntimo…donde además entra la brisa marina.

billy bragg cruïlla barcelona rock pop alternative live show concert

En la otra punta del recinto, Billy Bragg calentaba presentando temas de su “Tooth & Nail“. Entre canción y canción el cantautor fué disparando dardos y grandes verdades sobre la situación de nuestro país: “un 50% de paro juvenil es inaceptable”.  Súmale un repaso a parte del genial “Mermaid Avenue“,  las Dead Flowers de los Rolling Stones y las California Stars que se convirtieron en Catalonia Stars, y se nos metió a todos en el bolsillo.

suede brett anderson brit pop cruïlla barcelona rock pop alternative live show concert

Ahora a correr…porque ya era hora de que Brett Anderson y los suyos se subieran al escenario.

¡Y de qué manera lo hicieron!. Cuando uno es un animal escénico se nota. En menos de 10 minutos y a pesar de habernos hecho esperar 20, Suede se convertían en las estrellas indiscutibles de la noche.

Combinando los singles de su último y acertado “Bloodspots” con míticos temazos como Trash, Beautiful Ones o Animal Nitrate nos regalaron un show enérgico para no olvidar, de esos en los que puedes cerrar los ojos y dejarte llevar. “It’s been lovely”.

festival spray street art cruïlla barcelona rock pop alternative live show concert

Cualquier cosa después de Suede hubiera sabido a poco, así que  después de escuchar a Wyclef Jean versionando a Marley y cantando con una Lauryn Hill y una Shakira no presentes, mejor retirarnos a tiempo, que mañana hay más.

Sábado 6

Goran Brégovic y sus cantes balcánicos era la mejor manera de empezar el sábado. Con un traje blanco y acompañado de su variopinta orquestra, Brégovic y los suyos desataron una locura colectiva que se contagiaba a base de ritmo.

morcheeba cruïlla barcelona rock pop alternative live show concert trip hopY como después de la tormenta viene la calma…Morcheeba llegaron en el momento ideal. Presentando su”Blood Like Lemonade” de 2010, la banda liderada por la dulce Skye Edwards dió paso a un pausado show donde hits, como Rome wasn’t built in a day o Otherwise  también tuvieron cabida. Un sonido perfecto, una puesta en escena simple pero efectiva, un vestido precioso… todas las piezas encajaban, pero fallaba algo: la conexión con el público. Aunque muchos disfrutaran y no hubiera quejas, seguro que en un formato diferente se hubieran lucido mucho más.

snoop dogg hip hop cruïlla barcelona rock pop alternative live show concert

Snoop Dogg’s in da house y’all!

No hacía falta ser rapero ni del Bronx para darte cuenta de lo que estaba pasando. Ataviado con una camiseta del Barça (¿alguien más?), con un grupo de bailarinas militares y un pobre tío disfrazado de perro, el Mc californiano hizo temblar el fórum a base de bien desde que entró en escena. Drop It Like It’s Hot, Sweat, P.I.M.P., Sensual Seduction…sin soltar una gota de sudor y sin que ni gafas ni bling bling se le movieran un centímetro, Snoop Dogg consiguió convencer incluso a los que creían que los millones y la hierba eran enemigos de los buenos directos. Pon un tema de Bob y aquí no ha pasado nada. Nunca un final sin despedida me había hecho bailar tanto.

Antes de la clausura oficial, tuvimos tiempo para ver a Tiger Menja Zebra petar tímpanos en el escenario El Periódico. Nacidos de las cenízas de Camping, escuchar la arriesgada y ruidosa propuesta de la entregada banda a las 2:30 de la madrugada acabó por ser hipnótico.

Y si Snoop Dogg había hecho temblar el suelo, los Dj’s Nasty Mondays acabaron de hundirlo. El que se quedó hasta el final, al igual que el que no se pierde una de sus sesiones los lunes sabrá de lo que estoy hablando.

Tal y como rezaba el cartel de su entrada: 

“Solo hay dos tipos de música: la que te gusta y la que no”.

Pues eso.

Una crónica de Isabel Sánchez-Vallejo

Fotos de Toni Rosado