El evangelio según Lauren Daigle

Crónica de Lauren Daigle · La [2] de Apolo (Barcelona), viernes 25 de octubre de 2019

La cantante de Luisiana, Lauren Daigle, ganadora de dos Grammys en la categoría de mejor álbum cristiano contemporáneo por su disco “Look Up Child “ (2019) y en la de mejor interpretación/canción de música cristiana por You say, desplegó su mística en la 2 del Apolo con un público variopinto de diferentes edades formado por muchas parejas del mismo sexo y familias con 4 o 5 niños, que con devoción prestaron atención tanto a las cualidades vocales de la cantante como a las letras adscritas al género bíblico, y en la que se pudo vislumbrar a algunos asistentes con las manos en posición de rezo y con los ojos bien cerrados.

Y si en su país de origen los feligreses generan un sold out inmediato en sus conciertos, en Europa la llamada va casi por el mismo camino. Solo es cuestión de tiempo. E independientemente de su defensa con fervor de la palabra de Dios, que le ha valido críticas muy duras por parte de algunos medios cristianos por participar en el show de Ellen Degeneres y no condenar la homosexualidad, Lauren posee aptitudes vocales deslumbrantes, con ecos más que notorios a su compatriota Adele, compartiendo tono, timbre, rostro angelical, y, cómo no, desmesuradas dosis de azúcar, tanto en algunas melodías como en ese tono con el público tan amable, cándido y cercano como poco creíble. Definitivamente, sus canciones son simples sin ser ramplonas, fáciles en su escucha, repletas de trazos melódicos previsibles y funcionales y aderezadas con instrumentaciones efectivas, aunque, sin duda, la fuerza de su propuesta reside en su directo, con unas composiciones que cobran más vida e intensidad con una marcada base soul, que impregna de ritmo y belleza parte de su temario.

5
Lauren Daigle

Acompañada por tres majestuosas vocalistas a los coros, y con trombón, batería y teclados, su música trasciende claramente la acotación demasiado forzada de la etiqueta de música cristiana contemporánea. Por poco que se desmarque de esta referencia, la escalada a un mayor éxito será imparable, con fans como Selena Gomez, que en su cuenta de Instagram escribió embelesada tras asistir a un concierto suyo, que la cantante era como una bola de sol y que su música era una bendición. Pues eso, brazos arriba para ondear nuestras extremidades y a corear letras sobre gloria, amor y fe.

Empezó el concierto con la rítmica y pegadiza canción Still Rolling Stones, que debe ser el claro referente para próximos trabajos, y en la que más claramente se percibe la sensación de hermandad con Adele. Con Look up chil, Rescue , Love is y You say encandiló hasta a los niños de cinco años. Pero Lauren es lista, y sabe que para redondear su concierto debe de dar algo más que no sea únicamente canciones monotema con algún más que otro estribillo soporífero. Y es donde aparecieron los maravillosos covers que llevó a cabo con su inmejorable banda como Sir Duke de Stevie Wonder, Your wings / One love de Bob Marley & The Wailers, Move on up de Curtis Mayfield, y Turn your eyes upon Jesus de Helen H. Lemmel. Claramente, fue lo mejor del concierto, en el que hubo espacio para todo, desde ritmos y texturas de estética soul a baladas ñoñas y naífs de raíz espiritual, pasando por éstos covers que demostraron el talento interpretativo de la cantante americana. Sin duda, si uno viviera en Estados Unidos, solo con ver a su máximo mandamás, el rezo y el ruego eterno serian la única solución.

Texto: Òscar Blanch | Fotografías: Meritxell Rosell

Please follow and like us:
error

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.