El punk abierto de miras de Priests

Crónica de Priests · Sala Sidecar (Barcelona), martes 29 de octubre de 2019

Priests, procedentes de Washington D.C., fueron recibidos con entusiasmo con “Nothing Feels Natural” (2017), trabajo post-punk de guitarras afiladas, equilibrado y coherente, con letras punzantes sobre el estado de las cosas en su América natal. Dos años después, han publicado “The Seduction of kansas”, en el que se observa un abanico sonoro mucho más amplio que en su antecesor; da la sensación que el grupo quiere ampliar el número de admiradores creando canciones de clara vocación pop, y ello puede pillar por sorpresa a más de uno. Temas como I’m clean o The seduction of Kansas son un claro ejemplo.

Priests

El responsable de esta abertura debe recaer en el trabajo de su nuevo productor John Congleton y en la incorporación de la bajista Alexandra Tyson. Aunque, para los que vibran con guitarras abrasivas seguirán fascinados por temas como JJ, Pink white house, Jesus’ Son o Control Freak. Y claro, luego está el carisma de su líder Katie Alice Greer, que mediante una actitud en el escenario con más ímpetu en convertirse en sofisticada cantante pop de mirada y movimientos sinuosos que en indomable bestia salvaje del punk, seduce más que convence.

Con un show de 45 minutos y sin bises, abordaron 13 temas con determinación. Iniciaron su set con las dos primeras canciones de su reciente álbum, y ya se atisbó que la furia punk de antaño retrocedia un escalón. Nada que objetar, porque en temas como Doctor, Good time Charlie se impuso la contundencia y el furor. Para el final, JJ arrasó y en el último tema del concierto Control Freak hubo un descafeinado intento de pogo. Mención especial merece la cantante y baterista Danielle Danielle porque ella sí transmite en el gesto el fervor punk. A pesar de su viraje y amplitud de miras, el activismo rock de los sacerdotes merece su puesto de honor.

Texto: Òscar Blanch | Fotografías: Meritxell Rosell

Priests
Please follow and like us:
error

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.