En 2013 Discos de Kirlian recopiló las primeras canciones de Gente Joven, un grupo leonés formado por Fernando de la Flor, Patricia Magadán y Pablo Álvarez. Su pop oscuro que ellos mismos definieron como “dream-pop de merendero”, remitía tanto a Family como a Décima Víctima y causó una gran sensación en la escena independiente estatal recibiendo elogios tanto de prensa como de público. Esto llevo a que el sello Acuarela se interesara por ellos editando sus dos siguientes discos que siguen a un nivel altísimo.

Ahora que Gente Joven parece que se han tomado un descanso, Fernando de la Flor ha puesto en marcha Ofrenda Floral, un nuevo proyecto personal en el que se encarga de todo el proceso y que, aunque por momentos recuerda a Gente Joven, da pistas de por donde podría acabar: pop de dormitorio hecho con sintetizadores, cajas de ritmos.. El resultado es ‘Las flores no me odian’, un disco de 8 canciones que finalmente verá la luz en una edición en vinilo gracias al sello Kocliko Records.

Muchos te conocimos con Gente Joven, para mi uno de los grupos nacionales mas interesantes que han salido en los últimos años. ¿En qué momento se encuentra ahora el grupo?

Gente Joven se encuentra en un plácido letargo como una bella durmiente. Una de sus características es que siempre había un apoyo vocal femenino. De hecho del primer al último disco he ido cogiendo más confianza a la hora de cantar y esas voces femeninas se han ido relegando a un segundo o tercer plano. A mí como suenan las voces chica/chico a la vez es algo que me encanta y era parte de la personalidad de Gente Joven. Por otro lado Pablo sigue activo con su proyecto Seven Tin Stars y toca en El Cuarteto Bendición con Nacho Álvarez. Creo que ahora es un buen momento para experimentar explorando otros caminos sonoros.

Entonces, ¿las canciones las has compuesto sabiendo ya que Patricia y Pablo no participarían o son canciones recicladas de diferentes épocas que han terminado formando este disco?

Son todo canciones nuevas, de este año. Por regla general lo único que reciclo son bases o samples, ya que siempre ando cacharreando y probando sintes y plugins. Hubo un momento en que le dije a Pablo que hiciera él los arreglos de Ofrenda Floral, pero di marcha atrás porque me parecía que sería hacer lo mismo que con Gente Joven. Mismo perro con idéntico collar. No le vi demasiado sentido y entonces decidí concebir OF como un proyecto íntimo, personal y extrictamente individual.

Fernando de la Flor y la vida bucólica

Me gustaría saber cómo es el proceso de composición de tus canciones. En concreto cómo nacieron las canciones de Ofrenda Floral y si hay algún nexo, algún hilo que las una.

Las melodías surgen casi de manera continua en mi cabeza. Creo que es algo le pasa a todos los músicos. Muchas veces esas melodías son una reconstrucción de una canción que he escuchado en algún sitio y que voy deformando hasta convertirla en algo propio. Luego están las letras. Por regla general mis canciones son de amor/desamor,  porque sin lo uno no hay lo otro. Le puedo dar un aire surrealista con imágenes o situaciones muy personales que solo entiendo yo. Pero es que al fin y al cabo las canciones las hago para mí, son mi acto de contrición, mi manera de pedir perdón y también de perdonar para poder seguir adelante.

El nombre del grupo, el del disco…, intuimos que el juego de palabras viene de tu apellido pero, ¿hay algo mas allá de esto? Quizás el hecho de sacar en otoño un disco tan “floral” tenga algo de irónico.

Fernando de la Flor

El nombre del grupo es casi un anagrama de Fernando de la Flor. En realidad el anagrama con las letras exactas sería “Ofrreenndda Floral”, pero me parecía que era llevarlo demasiado al extremo. Y el título del disco quiere expresar la idea de que las flores son seres vivos que fundamentalmente nacen, crecen, se reproducen y mueren, pero no tienen capacidad de amar ni odiar, al menos hasta dónde yo sé. Seguramente habrá tesis que digan lo contrario… Hay algo de trágico en esa idea del ser vivo sin sentimientos, del “estado vegetativo” que me genera una extraña curiosidad. Además de por su aspecto, creo que en esa pasividad también reside parte de su belleza. Las flores son incapaces de cuidarte o amarte pero tampoco pueden herirte.

En un primer momento parecía que solo habría edición digital del disco pero esta semana hemos sabido que Kocliko Records lo editará en 10″. ¿Cómo surgió esta oportunidad?

En un principio no tenía pensado editar las canciones. Tenía urgencia por quitármelas de encima para cerrar o curar emocionalmente lo que representan para mí. Al poco de subirlas al bandcamp Antonio Cachafeiro me escribió para ofrecerme publicarlas en un vinilo de 10″. Después de un par de mails ya estaba todo acordado. Me gustan los sellos que tratan con especial mimo y cariño la música que publican. Kocliko es un sello de esa línea. Me hace especial ilusión ser la primera referencia nacional de su catálogo y por supuesto publicar mis canciones en un vinilo, ya que todo lo publicado de Gente Joven está en formato CD.

 

¿Tienes pensado llevar al directo las canciones de Ofrenda Floral? Quizás el hecho de que finalmente salga en soporte físico te suponga una motivación extra.

Si, la intención es presentar el disco en directo incluyendo las canciones nuevas en las que estoy trabajando ahora y alguna adaptación de temas de Gente Joven. La idea es ir yo solo micro en mano, sobre sinte y bases para hacer un live totalmente electrónico. Tuve una conversación con Javi Betacam que fue reveladora y me he animado a intentar hacer un directo con un planteamiento parecido al suyo. Yo creo que para principios del próximo año, coincidiendo con la publicación del vinilo, ya tendré listo el repertorio.

Si no me equivoco sigues viviendo en León, ¿tienes relación con otros músicos de la ciudad? ¿Cómo está el circuito de conciertos y festivales en la ciudad? 
Si, estoy totalmente instalado en León desde hace 7 años. De hecho me acabo de comprar una casa y todo. Tengo relación con otros músicos, pero no es musical, es más bien una relación de paisanaje. León es pequeño y coincidímos casi siempre coincidimos los mismos en los mismos bares. A pesar del frío y del carácter algo duro de los leoneses aquí nos pasamos buena parte del tiempo de “chateo”, lo cual implica beber y hablar, cosa que para mi es vital. A nivel de conciertos yo creo que ahora mismo hay bastante movimiento. El Gran Café, El Belmondo, El Babylon, La librería Sputnik y alguno más que se me olvida son lugares que siempre están ofreciendo música o alguna actividad en directo. Y para el puente de la Inmaculada se celebra el Purple Weekend, que este año cumple 30 añazos, que es todo un logro para un festival. Además llega el AVE y tenemos aeropuerto, tete.
 

Parece que en tu universo todo se mueve despacio así que igual es aventurado preguntarte esto pero ¿cuales son tus planes para los próximos meses? ¿Quizás otra referencia de Ofrenda Floral en 2019?
O despacio o muy deprisa. El plan ahora mismo es preparar el directo y trabajar en las nuevas canciones de Ofrenda Floral. Si puedo adelantar que el próximo disco de Ofrenda Floral va a ser totalmente rupturista con todo lo que haya hecho antes, pero que curiosamente va a ser volver al origen de la electrónica experimental y de bisturí que me descubrió mi querido y añorado Manuel Tejada. Creo que ha llegado el momento de transitar esos territorios sonoros de una manera más profunda.
 

Y ya para acabar, nos encanta saber qué escuchan los grupos que nos gustan.¿Qué nos recomendarías?
Nacional: Estoy en bucle con Consagración, de mi querido y admiradísimo David Rodríguez (La Estrella de David)
De fuera: Tearjerker, una banda canadiense de ese rollito dreamy que tanto me gusta.
Gracias por la entrevista y por no preguntarme por Rosalía. Oh, no! Lo he vuelto a decir!!!