El mes pasado tuvimos la suerte de pasar unos minutos a solas con Anna Calvi en el backstage de La [2] de Apolo. Solos, uno frente al otro, con tan sólo una estufita entre nosotros. Suerte de esa estufa, es difícil resistirse a los encantos de la Calvi…

Además de esta entrevista, aquí tienes la crónica del concierto.