El grupo de culto Explosions In The Sky celebra su 20º aniversario en Barcelona

Crónica de Explosions In The Sky · Sala Barts, 3 de febrero de 2020

La banda de Texas sopla velas después de dos décadas adscritos al post-rock, creando estructuras compositivas repletas de crescendos y atmósferas turbias, que basculan de la calma tensa a contundentes pasajes eléctricos, y que en directo se multiplica, si cabe, su efecto abrasivo y demoledor. El binomio calma-ruido sigue sabiendo a gloria en tiempos en que el género no está en el punto de mira. Compatriotas sonoros como MogwaiGodspeed You! Black Emperor, o los más experimentales Tortoise, entre otros, siguen erigiéndose como estandarte de un género sin apenas renovación, en la que los 90 fue su década de oro.

El grupo, al margen de sus bandas sonoras, ha publicado siete trabajos en los que han mantenido casi intactas sus señas de identidad, una sin complejos catarsis de ruido con la misma estructura, tono y textura en cada canción, que enfatiza su parte melódica mediante precisas, envolventes y subyugantes capas superpuestas de guitarras. La creación, estallido y virulencia de sus crescendos son asombrosos, con una perfección y compenetración entre las guitarras que roza lo insólito. Nada nuevo que sus fans no hayan degustado a lo largo de sus no muy numerosas visitas a la ciudad condal, con el recuerdo de su magistral y reivindicado concierto que ofrecieron en el Primavera Sound del 2016.

Explosions In The Sky empezó su setlist de once canciones con la mágica A Song For Ours Fathers después de que Munaf Rayani nos diera la bienvenida con su peculiar y divertido castellano. Posteriormente a The Birth And Death Of The Day y Yasmin The Light, abordaron con fiereza la intensa Greet Death para llegar a la belleza con pasaje final demoledor de Magic Hours. Y antes de ésa bomba con acento electrónico que es Disintegration Anxiety, nos ensordecieron felizmente con Catastrophe And The Cure. Al llegar Your Hand In Mine del maravilloso disco “The Earth Is Not A Cold Dead Place” (2003) la ensoñación fue absoluta. Con un publico enfervorecido, atento, y conocedor de su obra, llegó Colours In Space del disco “The Wilderness” (2016). Para finalizar una hora y media de calidad instrumental y poderío, escenificado con el balanceo de los mástiles de sus guitarras, se despidieron sin bis y con un final explosivo marca de la casa con The Only Moment We Were Alone.

Ojalá en la mayoría de los conciertos observáramos tanta destreza en la ejecución , tanta emoción contenida en unas partituras sin letra, y tanta humildad en unos músicos que sin casi pestañear, ofrecen y crean paisajes sonoros inolvidables.

Texto: Òscar Blanch | Imágenes: Meritxell Rosell


Please follow and like us:
error

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.