Benjamin Clementine vuelve a nuestro país este mes de marzo para ofrecer cuatro conciertos en Barcelona, Murcia, Madrid y Vigo.

Con tan sólo 28 años ha recibido el honor de ser considerado como uno de los 28 genios que definieron la cultura en 2016 después de que su álbum de debut “At Least for Now” (2015) ganara el premio Mercury. Sus composiciones, muy poéticas, mezclan rebeldía, amor y melancolía entre gritos y monólogos en prosa con las melodías que él mismo toca al piano. Benjamine Clementine crea un estilo muy personal que demuestra su tremendo potencial y que ahora en el 2018 con su segundo trabajo “I Tell A Fly” viene a confirmar en directo.

En el primer álbum dominaban las baladas al piano con estructuras heterodoxas que se desplegaban, sin embargo en el segundo álbum persigue otros experimentos hacia un destino similar.

Clementine resulta peculiar, emotivo, fascinante, excéntrico y extravagante. Es habitual verle actuando descalzo, sin camiseta, vestido de oscuro con toda su larga longitud sentada delante del piano en postura casi imposible, como si el piano le viniera pequeño. Aún así es ahí delante, en directo dónde Benjamine Clementine se crece y reafirma en lo que la prensa internacional opina de él que lo considera como uno de los grandes cantautores de su generación.

La gira de Benjamin Clementine tendrá cuatro paradas en nuestro país: Barcelona (miércoles 21, Razzmatazz), Murcia (jueves 22, Teatro Circo), Madrid (viernes 23, Sala Vistalegre) y Vigo (sábado 24, Superbock Under Fest).