Después de la inesperada sorpresa que resultó ser ‘Take Me To Church’, tema de “Hozier” y que vería la luz en 2014, Andrew Hozier-Byrne o simplemente Hozier seguramente no sentiría ninguna prisa por lanzar un nuevo disco. Así ha sido, puesto que se ha tomado tiempo y dedicación para “Wasteland, Baby!”, que cuenta con 5 años de trabajo. Este segundo álbum del irlandés sigue manteniendo el tono contemplativo que le gusta a Hozier, incluso cuando el tempo aumenta, pero aquí el irlandés también muestra distintos estados de ánimos, la mayoría relacionados con la melancolía. Aun así, no se aleja tampoco de la felicidad, y en todo momento el irlandés parece sonar más abierto que nunca. Por otro lado, tenemos un folk-rock otoñal, el mejor hasta la fecha por parte de Hozier, que con temas como la introspectiva ‘Almost (Sweet Music)’ convence de que el tiempo que se ha tomado ha valido la pena.

Please follow and like us: