La undécima edición del Beefeater In-Edit está a la vuelta de la esquina: del 24 de otubre al 4 de noviembre podremos ver en sus salas las mejores propuestas de cine documental musical.  Una cita obligada para todo melómano a la que nosotros no pensamos faltar.

Convertido en un referente a nivel mundial, el festival barcelonés crece y mejora cada año con nuevos proyectos y retos. Así lo confirma su estrategia  “multipantalla” a la que se le suman ahora  Madrid, Bilbao y Pamplona, además de la plataforma online
La sección conmemorativa es este año doble: dedicada a Dick Fontaine, uno de los grandes documentalistas de la cultura afroamericana y autor de «Beat This! A Hip Hop History»,  y al director Les Blank, fallecido el pasado mes de abril. Otra de las novedades es el In-Edit Fast Forward, un nuevo programa con vocación de área profesional que acogerá proyectos tecnológicos que afecten al audiovisual y la música.

Si todavía no tienes claro qué ver, en ScannerFM te facilitamos la vida con nuestros 10 imprescindibles:

A Band Called Death:
Más raros y revientan: una banda de jóvenes negros con nombre fúnebre tocando punk rock en el Detroit 70’s. Una saga secreta de raza, testarudez, fracaso y renacimiento que jalean Alice Cooper, Jello Biafra, Elijah Wood y muchos más. Y es que ya lo dice Henry Rollins: su historia parece el tráiler de una película. Pero A Band Called Death es real, y Death existieron, por imposible que pueda parecer. Es el testimonio, hoy, de los hermanos Hackney (Dennis y Bobby son los supervivientes; David falleció), que nos llevan por el implausible trayecto de su extrañísima banda. Se habla de raza, familia y de hacer piña, se habla de iluminaciones (“Esta es la música que tenemos que tocar”, dijeron tras ver a The Who), se habla de mofa en el seno de la comunidad y ellos, erre que erre: cuanto más desprecio, más fuerte tocaban.

Mistaken for Strangers:

El hermano pequeño de Matt Berninger (The National) se apunta como roadie a una gira y filma su patético periplo hasta que le despiden. No es un mockumentary, sino una mirada triste y cómica al talento, la (viciada) relación entre hermanos y éxito/fracaso.
Su idea es filmar un rock-doc al uso, pero la cosa se tuerce de forma espantosa: critica al hermano mayor, se escaquea, importuna al resto del grupo con preguntas que rozan la demencia (“¿Cómo de famoso eres?” o “Quién toca más rápido, él o tú?”), se queja sin cesar, pierde la setlist y, ejem, deja cereal y leche en el suelo del WC. ¡Todo eso sin dejar de filmar! Es el suyo un patético periplo que, por supuesto, acaba en despido.  Un filme tan embarazoso, adictivo y terrible como espiar a tus vecinos con prismáticos.

Enzo: Abitabile Music Life:

Jonathan Demme graba a su músico favorito, Enzo Avitabile. Una sesión de fusión world con escenas del artista en casa y en el mundo. Colaboran cubanos (Eliades Ochoa, del Buena Vista Social Club), palestinos, iraquíes, indios, españoles. La internacional musical.

Nitsa 94/96: El Giro Electrónico:

Àlex Julià Rich dirige este documental sobre el mítico club barcelonés de la pista giratoria, pionero de la electrónica en España y cuna de DJ Sideral, explicado con amor por pinchas (Jeff Mills, Angel Molina y más), fundadores y fans desde su nacimiento hasta el bombazo 90’s.

 

Duran Duran: Unstaged

El gran David Lynch dirige esta hora y cincuenta minutos de hits en conciertode los míticos Duran Duran (“Rio”, “Flat Planet Earth”, “Girls on film”) y sus colaboraciones, como Gerard Way de My Chemical Romance , Beth Ditto de Gossip Kelis.

Harry Dean Stanton: Partly Fiction

El actor más suyo y silente de Hollywood nos rompe el corazón hablando de su periplo e interpretando algunas de sus melodías favoritas.  “No hablas demasiado, pero cuando lo haces dices mucho”, le comenta su barman habitual. Sus directores pasados dicen que es un actor que se “atreve a ser frágil” y “utiliza su propia pena en su actuación” (Wim Wenders), que “tiene una inocencia muy rara. Habla y es real” (David Lynch). Lo que falta lo larga Harry Dean Stanton, parco en palabras pero demoledor como un cañonazo. Confesiones nocturnas, fragilidad a ojos vista, revisión de daños, Paris, Texas, The Straight Story, Alien y cientos de películas más..

Sonny Rollins: Beyond the Notes:

Fontaine retoma al músico de Who is Sonny Rollins?, abriendo el angular y celebrando su concierto de 80º aniversario. Rollins y fans rehacen la historia de la “deidad” del jazz desde sus inicios hasta hoy mientras se suceden las emotivas piezas del homenaje.

Narco Cultura:

Un extenso reportaje sobre el horror de la cultura narcotraficante y la música que lo acompaña a ambos lados del Río Grande. Niños hablando de AK-47, cuerpos sin cabeza, el grito de los inocentes, la permanente angustia de las madres, la policía corrupta, 60.000 muertes hasta la fecha. Y por el otro lado, la grotesca cara de la narcoxploitaton: canciones exitosísimas –esto es el “nuevo hip hop”- de Los Buknas de Culiacán o El Komander sobre narcos millonarios, coches molones y matanzas por coca, a veces encargadas por los propios gángsters, otras veces bailadas por gente que quiere sentirse “narco por una noche”. Un filme duro, pero imprescindible.

The Punk Singer:

Este es el perfil definitivo de Kathleen Hanna, líder de Bikini Kill y Le Tigre. Nos adentramos en su intimidad por vez primera: riot grrrl, familia, celebridad, Kurt Cobain, enfermedad de Lyme y su retorno como Julie Ruin. Una odisea ardua, sin concesiones. La vimos en Who took the Bomp!, el documental sobre Le Tigre, pero este filme penetra hasta el infinito y más allá. Es un filme de mujer explicando a mujer. Hay emoción cuando Hanna relata por primera vez la ruptura del grupo, de cómo contrajo la enfermedad de Lyme y de cómo logró regresar como Julie Ruin. Testifican junto ella discípulas, socias y maestras: Sleater Kinney, Joan Jett, Kim Gordon, Tobi Vail… Y su marido, Adam Horowitz. Una odisea ardua, sin concesiones.

Teenage:

Una monumental historia de la adolescencia, 1904-1945, según Jon Savage. Su emotiva narración de juventud ardiente, rebelión, utopía y ritmo avanza a través de dos guerras con Boy Scouts, Swing Kids alemanes y Flappers. Tiene que verse dos veces. Brutal.