St Germain sale vencedor de su paso por la sala Razzmatazz

Escrito por el 04/12/2015

Texto: Manel Ferrer

Mucha expectación había por ver a St Germain en nuestro país y es que no todos los días podemos disfrutar de una banda tan talentosa como la francesa. Tan solo un día después de su paso por la capital, llegaba la hora del reencuentro de Ludovic Navarre con la ciudad condal, tantos años después. Con una sala Razzmatazz llena pero no abarrotada, el francés salía escoltado por siete notables músicos con nacionalidades tan dispares como Mali, Senegal, Nigeria o Brasil. Con una apuesta sencilla, tan solo una lona de fondo y sin dar concesiones a las visuales, se desarrolló un concierto impecable en ejecución, con un Ludovic ejerciendo el papel de compositor y director de orquesta a la perfección.

12313721_881032585299321_2030927006922140286_nEntre el arsenal instrumental que se repartían los músicos pudimos ver guitarra, bajo, flauta, teclados, kora, batería, percusiones, n´goni y un saxofón que al entrar en escena hacía enloquecer a todos y cada uno. Así quedó demostrado en la enorme Rouse Rouge’, tema que abre “Tourist” (2000), el segundo y más exitoso disco de St. Germain, convertido en pieza de culto y que para muchos cambió la forma de ver la música electrónica, fusionando acid, jazz, house y chill out.

St Germain - Razzmatazz 2015Los años pasan y tras 15 años en silencio, el nuevo rumbo del francés nos lleva a un disco de terreno mucho más africano, eso sí, dejando ver su peculiar sonido french touch del que es responsable y que pudimos apreciar durante todo el setlist, que principalmente estuvo marcado por el último homónimo “St Germain” y “Tourist”. ‘Forget Me Not’ abrió el camino a un viaje entre loops y repeticiones hipnóticas que consiguieron arrancar los primeros y tímidos bailes del público. Un sutil piano anuncia ‘Hanky-Panky’ con un in crescendo de cocción lenta que desemboca en un solo de guitarra alargando los tempos para nuestra satisfacción.

El amor de Ludovic Navarre por el jazz y el blues dejó un ‘How Dare You’ impecable, un entrante perfecto para dar paso a otra gran pieza de antaño como es ‘So Flute’: de nuevo se repetía la locura del respetable al escuchar un corte tan carismático y, por qué no decirlo, de los más conocidos. ‘Sifttin’ Here’ nos llevaría a unos bises que se dividirían en dos partes: empezarían con ‘Family Tree’ y ‘Real Blues’. Pasados unos minutos de gritos y espera volvían al escenario para rematar con una sensual ‘Sure Thing’ muy celebrada por todos.

Concierto impecable con un Ludovic en segundo plano, demostrando la figura indiscutible que es, dejando a sus secuaces caminar a sus anchas, interaccionando con el público y haciéndonos partícipes de la fiesta en todo momento.

12239724_880216808714232_8680992954569874739_n


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Canción actual

Title

Artist