No sólo de música vive el hombre. En la mayoría de casos, una o unas imágenes valen más que mil palabras y una cincuentena de sonidos a la vez. De forma excepcional y sin que sirva de precedente, los de Circuito Virtual, esos que veneran a la más selecta electrónica musical, deciden hacer cosas muy diferentes y alejadas de un “simple” (con todos nuestros respetos) sonido,  para dar prioridad al sentido visual con un sencillo cortometraje (sin menospreciar a las altas esferas “Hollywoodienses”) de aire retro y con un ligero toque de surrealismo, que no defraudara a los oyentes del futuro probable del programa.

Cinco minutos irrelevantes y fuera de contexto, que ponemos a vuestra disposición en esta Semana Santa sin capirotes ni procesiones.