William Basinski se enfrentará al paso del tiempo el próximo sábado en el Petit Palau

Como ya es tradición, la madrugada del último fin de semana de octubre volvemos a ser partícipes de un fenómeno prácticamente cuántico: retrasar la hora del reloj para ganar una nueva (de las 3.00 am a, nuevamente, las 2.00 am). ¿Y si durante estos sesenta minutos antes de que vuelvan a ser las 2, se abriera una puerta en el Tiempo en forma de hechizo sonoro y visual que nos permitiera navegar en este limbo temporal… para volver a la hora de partida?

William Basinski, maestro de culto de la música ambient, en colaboración con los artistas visuales Evelina Domnitch y Dmitry Gelfand, presentan en el Palau una performance especial que pretende activar el reloj interno pero detener el externo. La cita será la madrugada del próximo sábado 26 de octubre al domingo 27, a las 2.00 am, en el Petit Palau del Palau de la Música, dentro del ciclo L’Hivernacle.

Las corrientes de melodías fantasmagóricas, cascadas de ruido y sonidos hipnóticos en bucle de Basinski unen a una exhibición visual donde la luz tanto nos evoca la pespunteada de una aurora boreal como el relámpago fugaz que deja el paso de una cola de pavo real (El espectáculo visual 100.000 Peacock Feathers in Foaming Acid). El poder del bucle y el gesto efímero en permanente transformación por el Tiempo.

En su dilatada trayectoria, Basinski ha puesto banda sonora al derrumbe de las Torres Gemelas («The Disintegration Loops») y ha modulado el sonido del choque de dos agujeros negros hace más de un billón de años captado por un observatorio espacial («On time out of time»). Ahora recupera algunos de sus trabajos más emblemáticos y los funde con otros proyectos aún inéditos en una noche que quiere desafiar la imperturbable lógica del Tiempo: pasar.

Please follow and like us:
error

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.